18.NOV Domingo, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados
Opinión

La hora de cierre de los impresos ya no es la de antiguos tiempos, de madrugada. Es un riesgo que se corre cuando se adelanta; y una mala suerte cuando nos perdemos una noticia de impacto.

1. La noche del miércoles 19 fue noticiosa al saberse de la salida de la presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado, Julia Príncipe, y de la procuradora ad hoc, Katherine Ampuero. Respecto a la primera, la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, soltó a modo de primicia en el programa Todo se sabe que Príncipe había renunciado. Sin embargo, en posterior llamada telefónica en vivo, la abogada precisó que había sido sacada por no haber querido prescindir de Ampuero. Vaya que la noticia crecía, asumía otros matices y generaba polémica.

Al día siguiente, el jueves, Perú21 no publicó nada de ello en la versión impresa. No faltaron algunos comentarios suspicaces en redes sociales. También preguntaron a la Defensoría del Lector al respecto. El editor de Política y responsable de cierre del diario, Dan Flores, me explicó que lamentablemente ese día la edición impresa tuvo que cerrarse a las 9:30 p.m., antes de que saliera la noticia en RPP, por problemas técnicos con una rotativa y los turnos de impresión. No hubo ninguna intención de obviar esa noticia, lo cual puede verse en las varias notas que el medio ha publicado en sus plataformas impresa y digital en los días posteriores.

En la web se consignó una nota que resumía los aspectos esenciales de las dos declaraciones, la de Pérez Tello y la de Príncipe. No se hizo seguimiento ni ampliación de la información sino hasta el día siguiente, ya con el equipo periodístico de Política trabajando en el tema.

La hora de cierre de los impresos ya no es la de antiguos tiempos, de madrugada. Es un riesgo que se corre cuando se adelanta; y una mala suerte cuando nos perdemos una noticia de impacto.

2. Alguien me escribe para solicitar el retiro de información de la página web de Perú21 porque se siente afectado por una publicación; y no porque se haya faltado a la verdad, sino porque considera que hoy le perjudica en términos profesionales o de imagen en general. El hecho se dio, pero piden que sea eliminado del historial. Posó en una fotografía y, algunos años después, quiere que se retire porque no le favorece o le genera problemas personales.

Es distinto cuando un medio publica información falsa o no cumple procedimientos básicos de verificación y cruce de versiones. Ello se evalúa y amerita rectificaciones y precisiones que se hacen también con los contenidos digitales.

3. El 21 de agosto, Perú21 cumple quince años de circulación. Sería muy ilustrativo para sus audiencias que se presenten los procesos de producción en la sala de redacción, el flujo de una noticia, cómo se trabaja en cada plataforma, y lo que hacen sus distintos integrantes. A veces se da por muy bien sabido cómo se trabaja en un medio, pero no es así; por las consultas que me hacen los lectores, muchos tienen una visión antigua de las salas de redacción o es la que han visto en alguna película.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.