18.JUN Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

director@peru21.com

El gobierno se ha propuesto (de hecho, casi como promesa) regresar al 5% de crecimiento en el 2015, esperanza que todos quisiéramos ver hecha realidad sin duda. Para ello propone ajustar aún más los paquetes de estímulo económico a fin de incluir reformas tributarias, laborales y de gasto público. Entre estas, el gobierno espera sumar 2% al crecimiento de los próximos 12 meses.

Sin dudas, no hay que escatimar cuando de reformas se trata. En ese sentido, hay que celebrar el entusiasmo del ministro Segura y el gobierno del presidente Humala.

La pregunta es si una economía puede reactivarse así, ipso facto, sobre la base de cambios puntuales y lograr que los guarismos conviertan sueños en realidad. No es pecar de pesimistas plantear esta consulta; a fin de cuentas, una proyección de 5% para el 2015 hoy significa, en la práctica, que más de uno empezará a invertir para aquella nueva etapa de bonanza: algunos invertirán en bienes de capital, otros en crear inventario, otros en capital humano y tecnológico, y así. Muchos asumirán créditos para cubrir dichas inversiones, los mismos que tendrán que ser cubiertos si no queremos crear otras desgracias.

En mi opinión, uno de los problemas del 2014 fue, justamente, caer en el exceso de guarismos en el 2013. Me explico. Hacia fines del año pasado, cuando ya era evidente el 3% en el 2014, muchos seguían con la lógica de antaño: “El próximo año se sumarán los proyectos tales y tales, las ampliaciones de esos y aquellos, y con ello no bajamos del 6%”. ¿Y qué pasó al final? Pues que unos proyectos no salieron, otras variables cambiaron (precios de metales), otras economías no despegaron como se esperaba (Japón, por ejemplo) y así un largo etcétera.

La economía de un país no se parece en nada a un avión, donde jalas una tuerca y ocurre tal cosa, o doblas tal palanca y ocurre tal otra. Vayamos adelante con las reformas, y sigamos viendo espacios de mejora.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.