22.SEP Sábado, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados
Opinión

La generación de puestos de trabajo es un factor que ayuda a reducir la pobreza, pero los indicadores de empleo o desempleo no son útiles para medir la calidad del trabajo o remuneración. Debemos buscar indicadores que nos ayuden a medir si la población cuenta con empleo digno. Nuestra tasa de desempleo no es alarmante, lo que debemos mirar es que 1* de cada 4 peruanos que trabajan recibe ingresos por debajo de la línea de pobreza (ingresos menores a 300 soles mensuales) y, lo que es peor, 1 de cada 6 peruanos tiene ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema; es decir, percibe ingresos de 1.5 dólares al día o menos.

Llaman la atención las brechas entre diferentes grupos: en el área rural, el 36% tiene ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema, en comparación con el 11% del área urbana. En Lima Metropolitana y Callao, solo el 7% de personas ocupadas recibe ingresos menores a 1.5 dólares al día versus un 22% en el resto del país. La diferencia por género también es alarmante, pues vemos que el 27% de las mujeres ocupadas tiene ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema, mientras que para el caso de los hombres, solo el 10%.

Si bien es posible que estas personas reciban otro tipo de ingresos como transferencias del Estado, remesas, donaciones o sean parte de un hogar que recibe ingresos mayores a la línea de pobreza extrema, lo que queda claro es que se debe promover no solo la creación de empleos, sino de empleos dignos, productivos y estables. De lo contrario, lo que estamos generando es una suerte de esclavitud moderna con relación a los empleadores y una dependencia del Estado o de programas sociales que están hechos para mitigar esta situación, pero que deben tener un enfoque transitorio y no permanente.

Lo que sí debe ser permanente es la implementación de estrategias para asegurar que las personas que lograron salir de la pobreza, no corran el riesgo de involucionar.

Fuente: INEI- ENAHO 2013


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.