04.FEB Sábado, 2023
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Hoy iremos a votar y para muchos la pesadilla del clima electoral terminará. Sin embargo, nuestro rol como ciudadanos no termina cuando depositamos nuestro voto. Por el contrario, la democracia no debe quedar restringida a la capacidad de ejercer ese derecho. Somos nosotros, como ciudadanos, los que construimos y aseguramos la democracia. No nos toca solo votar, sino seguir decidiendo sobre la necesidad de agendar políticas públicas aún no visibilizadas por los gobiernos, estar vigilantes ante cualquier acto de corrupción y pedir cuentas respecto al grado de eficiencia de la gestión pública.

En tanto somos nosotros los interesados por contar con un país eficiente, debemos ser los llamados a producirlo. Como comunidad, cohesionada, somos los que debemos aportar a la construcción y fortalecimiento de la gobernabilidad democrática. La institucionalidad pública no puede fortalecerse solo con un marco normativo tradicional, depende de ciudadanos que aporten y vigilen este proceso. En este sentido, terminamos convirtiéndonos en productores y producto a la vez.

De esta forma, el mandatario no es quien nos manda, sino, más bien, significa “mandado a gobernar”. En todo sistema democrático, la fuerza de autoproducción social debería venir principalmente de abajo hacia arriba. Es preciso que las demandas sociales sean recogidas de la forma correcta y atendidas a tiempo. El primer paso es tener real conciencia de la cosa pública.

Si no empezamos a indignarnos por temas tan relevantes y destructivos para nosotros, como la corrupción, pobreza o exclusión social, seguiremos inmersos en una dinámica social distorsionada de nuestra visión compartida de futuro. Y así, lo que tenemos que tener claro es que al reconocernos como ciudadanos no solo tenemos el derecho o el deber, sino también el poder de construir y transformar. Usémoslo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.