05.FEB Domingo, 2023
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Ni el Perú ni el mundo lograron cumplir una sola meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio sobre equidad de género que vencieron en el 2015. Ayer fui a ver “Las sufragistas”, una película sobre mujeres inglesas que luchan por conseguir el voto a inicios del siglo XX. Si bien este derecho casi se ha conquistado globalmente, no muchas cosas han cambiado para la mujer desde entonces.
Las mujeres siguen llegando cansadas del trabajo para atender al marido o hacerse cargo de la casa. En Perú, el 27% de las mujeres ocupadas tiene ingresos por debajo de un dólar y medio al día, mientras que solo el 10% de los hombres está en esta situación.
El 50% de la población es femenina, pero no vemos la misma cifra en puestos directivos. Mientras más alto miras, menos mujeres encuentras. Es normal que los hombres tengan sus “jueves de patas”, pero es difícil que las mujeres hagamos lo mismo. Aún se culpa a la mujer por ser violada o acosada. “Eso te pasa por ir a bares, eso te pasa por vestirte así”.
En un gimnasio, un instructor no paraba de acosarme y me decía que “cuando tenga el cuerpo perfecto, me invitaría a salir”. Me cansé y me quejé. Al día siguiente, ningún instructor era capaz de ayudarme a levantar una pesa o decirme cómo funcionaban las máquinas que solo ellos sabían operar.
Pareciera que el mundo nos prepara para aceptar estas cosas y verlas como normales. Hombres y mujeres se sorprendían cuando decía que quería una cocina de juguete para mis hijos hombres. Si les explicaba que quería que jueguen a cocinar, se reían; si les decía que quería que fueran como Gastón Acurio, les parecía lógico. ¿Y si les decía que quería que fueran como Sandra Plevisani?
No se trata de género, sino de una sociedad. Un país no puede ser competitivo si no tiene mujeres competitivas. El feminismo no destruye hogares, busca que estos sean más justos y equitativos. Por ello, padres de familia responsables, deberían unirse a esta lucha.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.