22.SEP Sábado, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados
Opinión

La mugre nos confunde. Ataques personales y candidatos jugando a la política para luego burlarse de nosotros no son el problema, sino una manifestación del mismo. La precariedad institucional es el problema. Las reglas son formalistas e injustamente selectivas; las instituciones informales no son reconocidas. La búsqueda de prebendas de los mercas de toda laya lo agrava.

Necesitamos instituciones políticamente incluyentes. Los candidatos parecen no enterarse, a juzgar por su accionar y sus propuestas. Ninguno de los que siguen en carrera ha salido a criticar de manera contundente esta situación incierta para todos. Tenemos caudillos de todo signo defendiendo sus propios intereses o intereses predatorios. Esto debería ser una fiesta democrática donde se legitime el pacto social, no una matanza electoral.

Hace 25 años se implementaron reformas neoliberales que trajeron estabilidad macroeconómica al país. Algunos expertos aplauden el hecho de que ya no importa la inclinación política pues el péndulo económico sigue estable. Sobre eso, Alberto Vergara mencionó alguna vez que hemos logrado crecimiento económico (lo cual está bien), pero vivimos en una banca rota institucional y nadie parece estar dispuesto a rajarse por conseguir estabilidad. Para ello, no basta con apostar por la modernización del Estado o por fortalecer el sistema de gobierno. Este no se fortalecerá si no se trabaja a su vez el sistema de partidos y el sistema electoral. Vivimos una crisis que a nadie parece importarle.

De ahí que en estas circunstancias sea muy importante preguntarnos por qué congresista votar. Solo nos quedan algunos escasos emprendedores políticos en diversas listas y lo que deberíamos considerar es: ¿la tiene clara?, ¿tiene experiencia o sabe cómo hacerlo? y, evidentemente, ¿se la jugará?
Nuestro país ya no está para aguas tibias ni pilotos automáticos ni hortelanos. Mucho menos para disolver.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.