18.NOV Domingo, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados
Opinión

Iba a hablar de nuestra lamentable coyuntura electoral. Iba a hablar de la falta de infraestructura social, de la inequidad o de otros males del país, pero esta semana fui invitada a exponer en el primer encuentro de estudiantes peruanos de políticas públicas en Estados Unidos y veo que hay gente que está pensando –seriamente– en apostar por el Perú.

Peruanos de distintas universidades de Estados Unidos se reunieron en Georgetown para discutir con varios expertos sobre la realidad económica, política, institucional y social del país.

No solo se buscaba generar un espacio de reflexión, sino de construir una red de personas que empiezan a generar ideas respecto a cómo operativizar el gran marco conceptual del funcionamiento del Estado.

Una persona que trabaja en el sector público, y que realmente quiere aportar al país, puede llegar a sentir mucha impotencia, decepción y ganas de salir corriendo. Luchar contra la corriente puede ser muy agotador y, por más esfuerzo que uno le ponga, esto puede terminar siendo muy ineficiente, sobre todo cuando uno se siente solo en esta lucha. De ahí la necesidad de generar un tejido social sólido de futuros “emprendedores públicos” dispuestos a trabajar para implementar políticas públicas que sean útiles para las personas.

Nada de intereses personalistas ni posturas mesiánicas. Estos jóvenes son conscientes de que la única forma de construir institucionalidad pública es con el trabajo conjunto y con una visión compartida de lo que se necesita mejorar en el país. Estos jóvenes no tienen miedo de hacer las cosas de forma diferente o de ir más allá de lo establecido. Estos jóvenes no se van a perder en la inmensidad del problema, pues tienen los elementos necesarios para hacer políticas públicas: cerebro, corazón y manos, muchas manos. Este espíritu de la reivindicación de lo público y del quehacer político me devuelve las esperanzas. Hoy voy con fe.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.