24.JUL Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

México: Identificaron ADN de uno de los 43 estudiantes desaparecidos

Se trata de Alexander Mora Venancio, informaron a AFP fuentes cercanas a la investigación. Examen fue realizado en un laboratorio en Austria.

Fue identificado uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México. (Reuters)
Fue identificado uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México. (Reuters)

Uno de los 43 estudiantes desaparecidos desde septiembre en el estado de Guerrero, en México, fue identificado en los estudios de ADN que se realizan en un laboratorio de Austria, informó este sábado una fuente oficial.

“Una de las piezas corresponde a uno de los normalistas” (estudiantes), confirmó a la AFP la fuente, que pidió guardar el anonimato. El estudiante identificado es Alexander Mora Venancio.

Felipe de la Cruz, vocero de los padres, indicó que darán información sobre estos resultados en un mitin que ofrecerán durante una manifestación, convocada en Ciudad de México.

La fiscalía general, que está al frente de la investigación, no se ha pronunciado sobre esta información, pero ha convocado a una conferencia de prensa al mediodía del domingo.

EL PRIMER IDENTIFICADO
Se trata de la primera identificación de uno de los 43 estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre en Iguala (Guerrero) tras haber sido atacados a tiros por policías locales que aparentemente seguían órdenes del alcalde, ya detenido.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, basada en declaraciones de algunos de los 70 detenidos, los 43 estudiantes atacados en Iguala fueron entregados después por policías a sicarios de Guerreros Unidos, para el que presuntamente trabajaba el alcalde.

Los narcotraficantes los habrían asesinado y quemado sus cadáveres durante 14 horas en un basurero de la vecina localidad de Cocula. Los restos fueron colocados en bolsas de plástico y arrojados a un río.

Los investigadores pudieron recuperar algunos restos humanos en el basurero y en la orilla del río y los enviaron el 12 de noviembre a un prestigioso laboratorio de la universidad de Innsbruck (Austria) para su identificación.

Las autoridades señalaron entonces que, por el estado de casi carbonización de los restos, únicamente un par de huesos tenían alguna posibilidad de ser identificados.

Hasta ahora, las familias siempre han rechazado la versión de que los jóvenes fueron asesinados y han exigido al gobierno que intensifique la búsqueda de los jóvenes.

Este crimen, uno de los peores de la historia reciente de América Latina según Human Rights Watch, ha generado una gran conmoción nacional y fuertes protestas contra la clase política mexicana, colocando al presidente Enrique Peña Nieto en la peor crisis desde que inició su mandato en 2012.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.