23.JUN Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Huaico

Así puedes prevenir las enfermedades que causan las lluvias

Recomiendan a la población no caminar descalza y alejarse de las zonas de inundaciones.

Advierten que el agua empozada por más de tres días puede causar diversas enfermedades. (Difusión)
Advierten que el agua empozada por más de tres días puede causar diversas enfermedades. (Difusión)
Mariella Sausa

Mariella Sausa

Las inundaciones causadas por las fuertes lluvias que azotan diversos puntos del país aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades infecciosas. Pero no solo eso, los pobladores expuestos por varios días al agua empozada pueden contraer desde hongos hasta enfermedades más graves, como dengue o leptospirosis.

La advertencia fue hecha por el médico de Solidaridad Salud Jorge Guerra, quien señaló que la exposición de la población, y sobre todo de los niños, a la humedad puede causar enfermedades como hongos o tiña, ya sea en los pies, las manos o el cuerpo. La gravedad del mal puede variar según el tiempo que la persona permanezca en el agua empozada.


Sin embargo, hay enfermedades más graves que se pueden desencadenar por las inundaciones. “El agua empozada por más de tres días cumple un efecto de cultivo para el crecimiento y anidación de los zancudos, y estos van a transmitir muchas enfermedades, como el dengue, que puede traer complicaciones graves en la salud de la población”, dijo Guerra.

El médico manifestó que las inundaciones y el intenso calor también propician enfermedades respiratorias y diarreicas.

“La escasez de agua hace que el agua que se use no sea segura. Ello porque no hay condiciones para hervir bien el agua o porque la gente no se lava bien las manos o consume alimentos contaminados y puede contraer una enfermedad diarreica aguda, que a su vez puede derivar en otras enfermedades, como *fiebre tifoidea, cólera o salmonelosis*”, advirtió.

El experto no descartó que, debido a las inundaciones causadas por las lluvias, se presenten epidemias como la leptospirosis. En ese sentido, explicó que dicho mal se contrae por una bacteria que se transmite por el contacto directo del hombre con los animales domésticos infectados.

“En una situación de inundación los animales, como perros, gatos o roedores, vierten su orina en el agua, los charcos y la tierra y, si no se tiene el cuidado debido, los niños descalzos que juegan en medio de todo ello se pueden contaminar”, enfatizó.

Medidas preventivas

Ante esa situación, Guerra recomendó a la población no exponerse al agua empozada y en el caso que deban hacerlo, usar zapatos, sandalias o algo que le impida tener contacto directo con la tierra, para así evitar contraer una enfermedad.

Sugirió, en la medida de lo posible, consumir alimentos no perecibles, como enlatados, y agua embotellada tanto para su consumo como para lavarse las manos.

También pidió a la población alejarse de las zonas de inundación para evitar tener contacto con los zancudos que pueden crecer en las áreas de charcos y agua empozada.

“Además, si almacenan agua deben taparla bien para que no sean zona de cultivo de vectores como los mosquitos, y por supuesto clorar el agua”, manifestó.

Guerra también dijo que sería ideal que el Ministerio de Salud hiciera una fumigación de las áreas donde el agua está empozada para así evitar que se desarrollen estas enfermedades.

Finalmente sugirió a la población que ante cualquier síntoma, como dolor de cabeza, erupciones cutáneas, sangrado nasal, vómitos o escalofríos, acudan inmediatamente a un centro de salud para recibir la atención necesaria.

Más información



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.