17.JUL Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

¿'La Ballena azul' puede incentivar el suicidio? Un psiquiatra responde [Entrevista]

Conversamos con el médico Tomas Baader Matthei, especialista en la prevención de suicidios.

Este peligroso juego en redes sociales apunta más a jóvenes y adolescentes.
Este peligroso juego en redes sociales apunta más a jóvenes y adolescentes.
Diego Daza

Diego Daza

@DazaConZeta

¿Qué conlleva a que una persona se suicide? ¿Es cierto que una serie de televisión o un ‘inocente juego de retos’ puede provocarle la muerte a los adolescentes y jóvenes?

Recientemente, el juego de ‘La ballena azul’ y la producción de Netflix ‘13 reasons why’ ha despertado la preocupación de la población porque representaría un peligro inminente para la población joven de América Latina.

En el caso de Perú, en un colegio de Chiclayo, se detectó que un grupo de escolares mujeres se hicieron cortes siguiendo las instrucciones que se daban a través de redes sociales. Estas heridas fueron atribuidas al juego del cetáceo azul que, en Sudamérica, ya cobró vidas en Brasil y Colombia.

El juego de ‘La ballena azul’ incita a los jóvenes a autoherirse

Este caso, añadido a las escenas de suicidio que se muestran explícitamente en ’13 reasons why’, indicaría un peligro latente en la población que fluctúa entre los 12 y 20 años.

Sin embargo, estos problemas no tendrían comparación con aquellas personas que deciden asesinar y suicidarse a través de Facebook Live, herramienta que permite transmitir en vivo cualquier situación con ayuda un smartphone.

Para explicar más sobre este tema, Perú21 conversó con el doctor chileno Tomas Baader Matthei, quien es doctor en Medicina con mención en Psiquiatría de la Universidad de Heidelberg (Alemania). También es director de Neurociencias de la Universidad Austral de Chile y director de la Alianza Latinoamericana Contra la Depresión. A continuación, la entrevista.

La polémica que envuelve a ’13 reasons why’

Esta serie de Netflix ha sido criticada por supuestamente ensalzar el suicidio entre jóvenes. ¿Es posible que este tipo de series induzcan al suicido a los jóvenes?

-Si es posible, sobre todo cuando se hace una asociación simple entre ciertos supuestos factores desencadenantes y la conducta suicida, pero sobre todo cuando se expone abiertamente la conducta y el acto de un suicidio describiendo el método en detalle.

Si usted ha visto esta serie, ¿supone que es verdadero peligro? ¿Por qué?

-En la serie se expone abiertamente un acto suicida, eso es lo más malo de la serie, porque por otro lado la problemática expuesta no es de mala calidad, pero se muestra el suicido como un acto romántico, idealizado y que la adolescente involucrada no tenía otra solución frente a sí. Allí radica lo más grave, por lo descrito anteriormente relacionado con el fenómeno de imitación e identificación de adolescentes vulnerables.

¿Qué responsabilidad tienen los medios de comunicación en cuanto a la prevención de suicidios? ¿Qué recomendaría usted como profesional?

-Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en la manera que informan estas noticias, que muchas veces son presentadas de forma muy sensacionalista, lo que también promueve la conducta en este sentido de personas vulnerables de nuestra sociedad. Existen una serie de normas internacionales validadas de la forma de publicar este tema y como los medios de comunicación pueden ser una tremenda ayuda en la prevención de la conducta suicida y en la psicoeducación de la población.

Suicidios y asesinatos vía Facebook

Los asesinatos han ido más allá y, gracias a la tecnología, estos crímenes pueden hasta cometerse vía Facebook. ¿Qué origina que una persona quiera hacer público un asesinato?

-No soy experto en conductas criminales forenses , pero dentro de estos grupos existen estructuras de personalidad muy anormales y graves de orientación psicopáticas, con rasgos de mucho egocentrismo grave, conocido como narcisismo, que sienten placer al realizar dicha conducta e incluso exponerla públicamente, lo que las redes sociales permiten hoy más fácilmente.

► Vea también: [Facebook: Una joven se suicidó en directo y su madre era una de las espectadoras]

¿Y en cuanto a los suicidios? ¿Qué diferencia a las personas que lo realizan ‘discretamente’ con las que publican su suicidio en Facebook?

-Ahí aparecen otros componentes, que tienen que ver con el desarrollo de una anormalidad en la estructura de la personalidad y que buscan el llamado de atención en una forma muy anormal, siguen siendo personas muy dañadas y con serio compromiso de su salud mental. Solo que fuera de sufrir probablemente un cuadro anímico, tienen una personalidad anormal en la línea del trastorno de personalidad emocional inestable, antisocial e incluso los más graves, pueden cumplir criterios para una psicopatía, pero son la minoría. A esto hay que agregar el desborde generado por el consumo de alcohol y drogas.

El abogado Howard M. Talenfeld habla con los reporteros junto a la madre de Nakia Venant, la chica que se suicidó y lo transmitió por Facebook|AP

‘La ballena azul’: Jóvenes en peligro

Este peligroso juego en redes sociales apunta más a jóvenes y adolescentes. ¿Por qué esta parte de la población mundial es la más vulnerable al suicidio?

-Los adolescentes son uno de los grupos más vulnerables, porque están en un proceso de cambio tanto corporal como psicológico. Están pasando de la niñez a la adustez y se enfrentan a grandes cambios corporales. Son un grupo que se centra más en relaciones con sus pares, más que con el mundo adulto, están en una etapa de autonomía e identidad, junto a cambios neurobiológicos, que los hacen más inestables, más vulnerables y con mayor tendencia a las conductas impulsivas, si eso agregamos una mayor exposición al consumo de alcohol y drogas, a que comienzan una vida social más intensa, que buscan interactuar más con sus pares, y están en la búsqueda de se aceptados, aumenta el riesgo en general.

► Vea también: [¿Quién es Phillip Budeikin, el creador del macabro juego de la Ballena Azul’?]

-En ese sentido, en esta búsqueda de identidad, aparece una mayor tendencia a identificarse con figuras emblemáticas o que les hagan sentir que comprenden sus emociones. Dentro de este contexto es que si el o la adolescente están pasando por un período más vulnerable, con síntomas y conductas descritas anteriormente. Aquí se aumenta la posibilidad que puedan ser manipulados, como ha sido el caso dentro de esta red social y su juego o pueden sentirse identificados con los hechos y conductas descritas en la serie de Netflix, aumentado el riesgo de desarrollar una conducta suicida.

¿Cómo detectar que nuestros hermanos menores, hijos o sobrinos podrían estar atravesando por un posible cuadro de depresión?

  • Hay un retraimiento social y de vínculo con sus seres queridos y pares.
  • Deja de realizar las actividades que le gustaban (deportes, artes, salidas, etc.)
  • Baja su rendimiento académico, comienza a tener dificultades en el colegio.
    Presenta fallas de concentración y atención y no es capaz de organizar sus actividades que antes si podía hacer.
  • Aparecen ideas de sin sentido, desesperanza, desmotivación por su vida.
  • Cuando hace referencia a que nada tiene sentido y desearía no vivir, algo que puede comentar directamente, como en las redes o con sus compañeros más cercanos.

► Vea también: [Coloridas ballenas inundan las redes para contrarrestar el juego de ‘La ballena azul’]

  • Cuando asociado a todo esto, hay un cambio de la conducta hacia la irritabilidad o agresividad con una conducta más rebelde, siendo que esta no era la conducta habitual de la o el adolescente.
  • Cuando presenta trastorno del sueño, es decir, le cuesta quedarse dormido hasta altas horas de la noche o refiere despertar precoz (despertar a las 3 o 4 de la mañana y no poder volver a dormirse). En algunos casos puede aparecer somnolencia en el día.
  • Cuando hay cambios en el apetito con tendencia a una baja en las cantidades habituales de alimentación o aparece una ansiedad por comer, es decir, cambios en el ritmo alimentario.
  • Si todo esto se presenta durante un periodo mínimo de dos o más semanas en forma continuada, debemos sospechar de que algo le está pasando y probablemente esté cursando un cuadro depresivo.

Más información



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.