30.MAY Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Guillermo Mauricio Quispe: Un fotógrafo de camisa, sombrero y pantalón

Vive en Chosica, pero trabaja en las playas de Chorrillos. “El cliente me elige porque me ve más decente”, remarca.

Guillermo Mauricio Quispe realiza retratos en la playa hace más de 50 años. (Nancy Dueñas)
Guillermo Mauricio Quispe realiza retratos en la playa hace más de 50 años. (Nancy Dueñas)

Vive en Chosica y trabaja en las playas de Chorrillos. Carga en su cuello una cámara analógica, pero en su bolsillo lleva una digital, que es su herramienta de trabajo. Viste con camisa, pantalón de vestir y sombrero, aunque camina descalzo por la orilla. Es fotógrafo y se llama Guillermo Mauricio Quispe. Tiene 68 años y más de 50 los ha dedicado a hacer retratos en la playa.

Si usted quiere tomarse una foto con la Estatua de la Libertad, un gran crucero o en Miami, don Mauricio –como prefiere que lo llamen– lo hace realidad por solo S/.5. Tiene un ‘banner móvil’ con la impresión de estos paisajes de ensueño.

“Cuando tenía 15 años, Pepsi Cola lanzó una promoción: por cinco chapitas marcadas, podías canjear una camarita. Hice el canje y así aprendí a tomar fotos. Dejé mis estudios de mecánica por la fotografía. Antes se ganaba bien tomando fotos, pero ahora todo el mundo tiene cámara”, recuerda Mauricio. “Mi cámara digital la compré a 3,500 soles, cuando recién estaban saliendo este tipo de cámaras. Ahora está a 190 soles (se ríe). Pero me rinde”, añade.

CALLE, PERO ELEGANTE
Para el fotógrafo de Chorrillos, todo entra por los ojos: “Soy fotógrafo, no mecánico”. “Parece mentira, pero los colegas vienen sucios y el cliente se fija en eso. Yo les digo: ‘Oe, ponte otro pantalón’. Me dicen: ‘No, acaso trabajo en oficina’. El cliente me elige a mí porque me ve más decente. Uno tiene que estar presentable. Eso sí, vengo descalzo porque la gente quiere tomarse fotos en el agua y hay que estar preparado”, nos explica.

Si el día está bueno, sobre todo en febrero, puede llegar a tomar hasta 200 fotos, asegura Mauricio. Pero si el día es malo, no pasa de las 10 instantáneas.

CON SU SOLEDAD
Tiene ocho hijos y 20 nietos, pero perdió a su esposa hace 15 años. “Paso la Navidad y el Año Nuevo solo, porque los hijos no vienen. Pero todo el verano estoy acá, acompañado de la gente. Esta playa es mi segundo hogar. Los jueves, que está un poco bajo, me meto al agua”, cuenta mientras se despide, pues es domingo, la playa está repleta y los bañistas quieren su foto.



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.