03.MAR Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Víctor García Toma: “Es viable el voto de confianza”

Argumenta que la cuestión de confianza se puede dar si el Ejecutivo percibe “que detrás de la censura hay obstrucción”.

(Anthony Niño de Guzmán/Perú21)
(Anthony Niño de Guzmán/Perú21)
Ricardo Monzón Kcomt

Ricardo Monzón Kcomt

@rmk_04

Para defender la estabilidad del ministro de Educación, Jaime Saavedra, el propio presidente Pedro Pablo Kuczynski ha confirmado que el gobierno evalúa la posibilidad de presentar una cuestión de confianza ante el Pleno del Congreso. ¿Qué tan real es este escenario? El abogado constitucionalista Víctor García Toma dice que sería una situación inédita en la historia reciente del Perú, pero que sí es viable.

¿Procedería o no una cuestión de confianza en este escenario?
Desde el punto de vista doctrinario, la cuestión de confianza se da cuando el Poder Legislativo tiene actos reiterados y continuos de obstruccionismo al cumplimiento y desarrollo de planes, programas y acciones de gobierno. Eso es en doctrina, pero la Constitución del Perú, sobre este tema, es exigua. En consecuencia, aun cuando va en contra de la doctrina, nada le impide al Poder Ejecutivo formular una cuestión de confianza.

¿Pero la Constitución y el Reglamento del Congreso lo permiten?
La Constitución y el Reglamento del Congreso tienen silencios. La objeción que se le hace al gobierno es porque, doctrinariamente, la cuestión de confianza es como yo le acabo de señalar. Pero desde el punto de vista legal, el Poder Ejecutivo puede hacer uso de esa herramienta política si es que subjetivamente entiende que detrás de la censura hay un acto de obstrucción grave al gobierno.

¿Si interpretara que con esa censura se afecta la política educativa del Estado?
Exactamente. Esa es una interpretación que, subjetivamente, podría tener el Ejecutivo.

Bajo esa circunstancia, ¿el Congreso no podría objetar una cuestión de confianza?
Planteada la cuestión de confianza lo que el Ejecutivo le está pidiendo es ‘o retrocedes en tu decisión, que yo entiendo es obstruccionista, o yo nombraré a otro gabinete’. Pero ese es un juego de ejercicio de poder por parte de ambas fuerzas y así debe ser entendido.

¿No influye que la interpelación a Saavedra no haya contenido ninguna pregunta sobre reforma educativa?
Dos cosas. Primero, es cierto que el pliego interrogatorio centra el debate de la interpelación, pero, como hemos podido apreciar después, se han formulado otras preguntas que no estaban dentro del pliego interpelatorio. Y dos, para un sector de la población, detrás de la interpelación, se escondería una posición de eliminar o acabar con un ministro que tiene ambición acerca de la reforma universitaria. Eso puede ser cierto o falso, pero son percepciones, cómo lo percibe el gobierno y cómo lo percibe la oposición.

En caso de que el gobierno decida presentar la cuestión de confianza, ¿cuándo lo haría?
Yo entiendo que si se genera en torno al caso Saavedra tendría que ser presentada antes de que se vote la censura.

Entonces podría programarla tras la votación de censura…
Podría ser. Pero entonces el escenario sería ‘bueno, me sacaste a Saavedra, yo te pido cuestión de confianza para que tú me tumbes un gabinete, yo te pongo un segundo gabinete y ahora conversamos’. Aquí va a ganar quien tenga más temple de acero.

¿El gobierno podría optar por, antes de que se vote la censura, rotar de cartera a Saavedra?
Podría hacerlo, pero, dado que existe la intención política de censurar a Saavedra, el gobierno podría dejar que las cosas transcurran para que el fujimorismo cargue, ante la opinión pública, con esa responsabilidad. Si yo fuera Kuczynski haría eso, ‘ese muerto es tuyo y tú respondes por él y ya no entro más al juego’, y la opinión pública va a reaccionar. La psicología de la población se pondrá de parte del gobierno porque entendería que habría un acto de abuso.

Sabía que…

  • Víctor García Toma señaló que la cuestión de confianza se estableció en la Constitución del 79 y, hasta el momento, nunca ha sido utilizada.
  • Sostiene que el trasfondo de la censura y la posibilidad de usar el voto de confianza es un juego de ejercicio del poder entre el Ejecutivo y el Parlamento.
  • Señala que arriesgar la estabilidad del gobierno por un ministro no es lo más conveniente, ya que lo usual es que el avance del régimen se sobreponga a la permanencia del titular de algún ministerio.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.