13.JUN Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Vidas rentables

Miniseries sobre conocidos personajes de nuestra farándula garantizan un buen negocio en la televisión peruana.

(USI)
(USI)

Los altos índices de rating han garantizado la producción de varias miniseries basadas en la vida de personajes famosos. Pero muchos se preguntan ¿cuál es el mérito de un artista para que se plasmen sus vivencias en una historia televisiva y en horario estelar? Todo se inició en 2004, cuando la miniserie Dina Páucar: La lucha por un sueño logró lo impensable: derrotó con más de 40 puntos de rating al programa Magaly Teve, que en aquel tiempo lideraba la sintonía. Con un presupuesto bajo, y contra todo pronóstico, la historia de sacrificio de la cantante folclórica emocionó a miles de televidentes y marcó el comienzo de una serie de producciones similares. De ser un negocio riesgoso, pasó a ser rentable para los principales canales de televisión.

“Michelle Alexander (productora) confió mucho en mí. Había poco dinero cuando se hizo mi miniserie, ya que se prestaron cámaras y mucha gente trabajó gratis. Pensábamos que Magaly nos iba a derrotar, pero fue histórico cuando le ganamos a su programa con picos de 50 puntos de rating. Ese boom hizo que me conociera el público A/B y las patronas de las empleadas domésticas. También ofrecí más conciertos. En la segunda miniserie de mi vida hubo mucha ficción. Había una mujer que le hizo la vida imposible a mi personaje y yo nunca canté en silla de ruedas, como se vio allí. Yo le dije a Michelle que me hubiera gustado que se cuente la verdad”, comenta Dina Páucar.

MUCHA INVENCIÓN
Para la llamada ‘Diosa del Amor’, el exceso de ficción originó que las miniseries de sus colegas folclóricas no obtuvieran las altas cifras de rating que ella registró en su momento. “En la miniserie de Sonia Morales pusieron a una malvada llamada ‘Victoria’ que perjudicaba a la protagonista, y se supone que yo era ese personaje. Y eso nunca fue verdad. Hablé con el productor Efraín Aguilar y me dijo que todo era ficción. También me dolió mucho cómo se hizo la miniserie de Abencia Meza, que fue muy sangrienta y no era el momento adecuado para estrenarla por la reciente muerte de Alicia Delgado. Todo eso me afectó porque fui muy amiga de las dos. Ahora espero que el público conozca más la vida de Augusto Polo Campos y de Lucía de la Cruz, más allá de que sean personajes polémicos”, indica.

CREA Y ESPECULA
A diferencia de lo que esperan los artistas, el productor Efraín Aguilar sostiene que nunca hace “copias fieles” de biografías y que asume esta posición en la miniserie que hoy realiza sobre la vida del compositor Augusto Polo Campos.

“Yo creo y especulo porque así es el mundo del entretenimiento. Estas miniseries son una interpretación ficcionada de la vida de los personajes. Por ejemplo, si Polo Campos es gordo, entonces yo lo pongo flaco; si nunca ha sido bello, entonces pongo a un actor con ‘pepa’, como ‘Paco’ Bazán, para que sea el protagonista. ¿Acaso la verdadera Cleopatra fue igual de bella que Liz Taylor? Es una interpretación y no una imitación. Todo se hace para que le guste al público. Polo respeta mi decisión y es muy profesional”, declara el productor que eligió a Polo Campos para recrear su vida “porque es un ícono del criollismo”.

“A la miniserie le pusimos Los amores de Polo porque contaremos su amor por el criollismo, por los animales, por sus nietos, por la Policía y, también, sus romances. Pero no vamos a alimentar el morbo”, precisa.

MUJER SOLITARIA
Por su parte, el productor Enrique Chimoy, quien realizará la miniserie sobre la vida de Lucía de la Cruz, comenta que existe un trasfondo para que la criolla haya buscado el amor en muchachos jóvenes.

“Lucía sufrió mucho al perder un hijo. Es un mito el que la vinculen con chicos menores porque solo estuvo con tres jóvenes. Me interesé en su vida cuando ella se presentó en El valor de la verdad y supe lo que ocurrió en su niñez y adolescencia, y cómo llegó a ser la primera voz del Perú a los 16 años, pese a la pobreza. Hemos comprado los derechos de la explotación sobre su vida a nivel de televisión y de cine. En el contrato se estipula el monto que le pagamos. Adriana Quevedo será la protagonista, y la única diferencia entre ellas es la talla”, dice.

LO QUE SE VIENE
Entre las miniseries que se producirán este año destacan La chica de la playa (sobre la vida de la tablista Analí Gómez), ‘Vaticano’ (sobre el narcotraficante Demetrio Chávez Peñaherrera), el caso de Ciro Castillo y la serie basada en la historia del campeón de box Jonathan Maicelo. “A través de la miniserie que verán pronto, quiero mostrar lo importante que es la perseverancia y la fe cuando uno arranca desde cero. La serie tratará sobre mi vida y mi pasión por el boxeo”, comentó Maicelo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.