14.JUL Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Cuando en mayo de 2008 finalizamos la negociación del TLC con Canadá, sabíamos que este acuerdo rendiría frutos a ambas naciones, más allá del mero comercio de bienes y servicios.

Mercedes Aráoz,Al.Mercado
Cuando en mayo de 2008 finalizamos la negociación del TLC con Canadá, sabíamos que este acuerdo rendiría frutos a ambas naciones, más allá del mero comercio de bienes y servicios. Los negociadores de ese momento vimos como podíamos establecer reglas que beneficiaban a las Pymes peruanas en las compras públicas canadienses. Establecimos áreas de cooperación para cumplir los compromisos laborales suscritos en el marco de la OIT, y Canadá contribuyó con el establecimiento de nuestro nuevo Ministerio del Ambiente a través de un acuerdo conexo. La alegría de los negociadores de ambas partes venía de nuestro real interés de fortalecer nuestros lazos y tener impacto real en la población. Hoy seis años después vemos con satisfacción que nuestros esfuerzos han tenido resultados significativos para ambos lados y son reconocidos por empresarios y autoridades.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.