20.JUN Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"Que Nadine haga su cola detrás de mí"

“Con las jugadoras jóvenes me exijo más porque debo preocuparme por la parte personal, psicológica, amical. A las mayores no tengo que estar diciéndoles: ‘Pórtate bien’, ‘lava tu camiseta’”, nos dice Natalia Málaga.

Foto: David Vexelman.
Foto: David Vexelman.

Natalia Málaga,Entrenadora de Vóley
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

“Me gusta la disciplina, la constancia, el esfuerzo, el sacrificio. Por eso, me viene bien ser parte de la campaña de ahorro que promueve Scotiabank”, nos dice Natalia Málaga, la entrenadora de la selección de vóley que fue elegida ‘Personaje del año’ en 2013, y que resulta más popular que Gastón Acurio y Nadine Heredia. Ah, también practica la equitación y pronto conducirá un reality en Frecuencia Latina.

¿Ya te acostumbraste a tu presencia mediática?
Me llevo bien, no me desagrada, pero no puedo cumplir con todos. Por ejemplo, es horrible ir al supermercado, pero, qué puedo hacer, tengo que seguir con mi vida, no puedo esconderme de todo el mundo. Si tengo un momento para una foto o un autógrafo, lo doy, pero si estoy ocupada lo digo y hago lo mío.

Dado tu carácter, sospecho que si nos pones mala cara la soportaríamos…
Y la pongo, y la gente se vacila. A veces, es inoportuna y no me queda sino reaccionar, pues, sin faltar el respeto, soy como soy.

¿Y en tu casa eres como en la cancha?
No, porque en mi casa no tengo a 17 chiquillas que gritan y 800 pelotas por recoger (ríe). Yo llego a mi casa y me pongo tranquila… salvo que haya desorden. Mi hija tiene 17 años y vive conmigo… y aunque tuviera 40, igual va a vivir conmigo (risas).

¿Y te contesta?
A veces agarra confianza; cuando eso pasa la cuadro (ríe).

Eres vista como el modelo de autoridad que nos gusta a los peruanos…
A veces es bueno que nos ajusten porque, de lo contrario, nos desbandamos. Yo soy bien libre, puedo soportar ciertas cosas, pero todo tiene un límite. Yo sé cuándo aplicar mi autoridad, porque de lo contrario todo puede ser un desastre.

Resulta que eres más popular que Nadine…
¿Nadine? Nadine que haga su cola detrás de mí (risas), ya tengo mi silla presidencial (ríe). Está fregada porque está metida en la política y los políticos son los que menos funcionan.
Has sido elegida ‘Personaje del 2013’, y eres más popular que Gastón Acurio…
Cada uno en su terreno: Gastón está espectacularmente en la gastronomía; yo, superbién en el vóley.

Y, por si fuera poco, acabas de cumplir 50 años…
Sí. ¿Me veo muy bien, no? (risas).

En esta época de culto a la juventud, muchas de mis amigas asumen sus años con cariño y varias no volverían a sus veinte porque están felices con sus 30, 40, 50…
Yo estoy feliz con lo que he vivido desde niña y con lo que vivo hoy. Si no cometes errores de joven llegarás a grande sin haber aprendido nada, pues de los errores se aprende. Por todo lo aprendido es que una dice que no cambiaría sus 30, 40 o 50 por nada.

¿Te has equivocado mucho en la vida?
No tanto. He cometido algunos errores, pero he sabido corregirlos para no repetirlos. Para lo que he querido, siempre he sido disciplinada, ordenada; por eso he llegado a dónde he llegado.

En tu carrera has ganado muchos títulos. ¿Qué logro deseas obtener hoy?
Gané muchos títulos, sí, pero, al menos yo siempre quiero más. Y los títulos que gané los obtuve como jugadora, pero hoy sigo trabajando, luchando porque como entrenadora quiero otros logros. Por eso, sigo trabajando para que las cosas que yo pude alcanzar las puedan alcanzar las chicas del vóley.

¿Qué tan profesional es nuestro vóley?
No mucho. Nuestro vóley es amateur. Los clubes pagan, pero prima lo amateur.

¿En el Perú, es una buena inversión dedicarse al vóley?
Si la chica es buena, talentosa y tiene condiciones, sí. Hay muchas chicas que se quieren dedicar al vóley, pero no tienen talento; entonces, si optan por este oficio, no les será rentable.

En tu generación hubo varias chicas brillantes. Varias se fueron a jugar en Europa, a Japón. ¿Hoy esto es posible?
No tanto. En el mundo hay muchísimas jugadoras que nos pasan por encima. Los clubes extranjeros prefieren contratarlas porque son mejores que las nuestras y más rentables.

¿No tenemos jugadoras de nivel mundial?
No. A Ángela Leyva la quisieron contratar después de nuestro cuarto puesto en el mundial pero, como era menor de edad, no pudieron hacerlo. La categoría juvenil es muy ingrata, muy mala; solo las jugadoras más destacadas y empeñosas sobreviven. Y para tener jugadoras de nivel mundial estamos trabajando. Lamentablemente, hoy estamos sacando muy pocas chicas de provincias. La Educación Física debe ser otra vez obligatoria en los colegios. Y ojo, que seas profesor de Educación Física no te convierte en entrenador de vóley. Esta es una de las razones de nuestra crisis: recibimos chicas de 17-18 mal formadas porque no tuvieron una buena formación de sus entrenadores.

AUTOFICHA

- Amo a mi hija, amo mi vóley, amo a la gente, amo a mis caballos. Sigo haciendo equitación, pero hoy no tengo todo el tiempo que quisiera para mis caballos.

- Soy, como dice el slogan del Scotiabank, disciplinada y constante, por eso me han elegido para su campaña que promueve el ahorro.

- Vivo bien, no me falta nada gracias a Dios, me doy mis gustos y, por eso, estoy contenta. Si no hubiera ahorrado, no tendría mi departamento, mi carro, mis caballos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.