12.JUL Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Nuestra principal preocupación han sido, son y serán Ustedes, nuestros lectores.

Juan José Garrido,La opinión del director
Nuestra principal preocupación han sido, son y serán Ustedes, nuestros lectores. Por ello, creemos necesario que, ante la intervención del presidente Ollanta Humala el domingo pasado, Ustedes reciban nuestra versión y explicación sobre los hechos suscitados luego de la operación empresarial realizada por el Grupo El Comercio y el Grupo Agois, dueños de EPENSA.

Hasta el 29 de Diciembre, para el diario Perú21, este era un hecho de diferencias empresariales entre el Grupo La República y periodistas afines, y el Grupo El Comercio; hecho que, además, se encontraba en proceso ante el Juzgado Constitucional de Justicia de Lima. Con la intervención del presidente Ollanta Humala el hecho giró de un plano empresarial-judicial a uno político-moral. El mandatario calificó dicha operación empresarial como una “vergüenza”, dando ha entender –al expresar “ahorita no es ilegal”– que actuaría en contra de la misma. En lo últimos días ha proseguido interviniendo, sosteniendo que dicha causa debe ser debatida en el Congreso (instancia donde se politizará aún más el debate).

En este sentido, Perú21 rechaza el intento por parte del mandatario de dañar moralmente nuestra trayectoria con acusaciones falaces, siguiendo los argumentos retóricos del Grupo La República.

Efectivamente, creemos que este grupo mediático ha interpuesto una demanda sin sustento y que trata de convencer a la ciudadanía y a la clase política con argumentos falsos y falaces. Falsos, porque el Grupo El Comercio no ha “comprado” EPENSA; ha comprado, para ser precisos, el 54% de la empresa encargada de la comercialización y operación, no así del contenido de sus medios. El 100% de la edición del Grupo EPENSA (lo cual determina la línea editorial y periodística de los diarios afines) ha quedado en manos de la Familia Agois. El Grupo El Comercio no controla, ni piensa controlar, ni podría controlar o incidir en el contenido de dichos medios. Con lo cual, el mercado de opinión de medios escritos peruano se mantiene exactamente igual al del día anterior a la operación empresarial, tal como se ha acordado.

Falaz, porque el Grupo La República –y ahora el mandatario–, hablan de “concentración” de medios. En el contexto, el término “concentración” sugiere el uso indebido, por parte del Grupo El Comercio, de su posición para controlar otros medios de prensa escrita. Esto, ya sabemos, es falso. El prestigio ganado a lo largo de 174 años de actividad periodística por parte del Grupo El Comercio se basa, justamente, en el uso debido de dicha posición, reconocida así por la gran mayoría de los peruanos . En efecto, la razón por la cual el Grupo El Comercio (quien edita 6 de los 60 diarios que se editan a nivel nacional) edita el 49% de los diarios vendidos, es por el reconocimiento y aprecio del cual gozan nuestros productos.

El mandatario, no obstante, se ha autonombrado como juez moral de la causa de La República, apoyando así a dicho grupo empresarial. Entre esas causas están los objetivos empresariales, políticos e ideológicos de ambos en juego. No es, creemos, una simple coincidencia que dichos objetivos sean similares a aquellos presentes en Venezuela, Argentina, Ecuador y Cuba, países donde se acalla a la prensa día y noche. El mandatario, recordémoslo, no fue elegido para llevarnos a esas realidades tan penosas, donde la prensa se encuentra maniatada y la población indefensa frente al abuso y los atropellos del poder político.

Asimismo, es necesario recordar que el Grupo El Comercio ha logrado este prestigio asumiendo, por 174 años, las causas democráticas, liberales y sociales de todos los peruanos. Fue el Grupo El Comercio quién desnudó, con aquél vladivideo propalado por Canal N, la corrupción del asesor presidencial Vladimiro Montesinos durante el régimen del autócrata Alberto Fujimori. Nos parece increíble que hoy, quién justamente está siendo cuestionado por un irregular resguardo a un operador montesinista, nos trate de tachar moralmente, cuestione nuestra independencia y la legitimidad ganada a lo largo del tiempo. Imaginamos al asesor sonriendo en su celda, observando cómo la vida le presenta una posibilidad de revancha.

En Perú21 creemos que todo esto no es sino una típica alianza entre un gobierno (con claras simpatías hacia regímenes autoritarios, como expresó en las exequias del dictador Hugo Chávez) y un grupo editorial que busca ganar, por el poder político, lo que no ha sabido ganar en las preferencias del público. Son afines, ideológicamente, y buscan objetivos políticos comunes. Los resultados saltan a la vista: en esta campaña empresarial han subordinado su independencia para lograr el respaldo del poder político. Neutralizar a un grupo editorial independiente, como es el Grupo El Comercio, no es sino otra ventaja de esta alianza.

Nos llama además la atención que el mandatario haya buscado polarizar a la población y a los medios de prensa escrita cuando nos encontramos a pocos días de un fallo histórico para todos los peruanos, hecho ante el cual la población espera unión y no distancias producto de apetitos políticos y empresariales.

Requerimos, por ello y abiertamente, al presidente de la República, Ollanta Humala, que deje de usar su cargo para favorecer corrientes ideológicas afines, así como las causas empresariales de ciertos grupos editoriales. Esperamos además que deslinde claramente con cualquier intervención al nivel judicial, instancia que debe ser fortalecida respecto a su independencia, y no perturbada por presiones del poder político.

Deseamos que nuestros lectores encuentren en estas líneas nuestra posición, clara y enérgica, frente al tema, así como nuestras preocupaciones y esperanzas (en las que estamos seguros nos acompañan millones de peruanos). La línea periodística de Perú21, debemos señalar finalmente, se mantendrá firme e independiente ante el poder político, como lo ha sido desde su fundación hace 12 años. Ese es nuestro compromiso, y a él nos atenemos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.