18.JUL Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Hoy concluye la etapa oral del juicio por la controversia marítima entre el Perú y Chile en la Corte Internacional de Justicia.

Santiago Pedraglio,Opina.21
spedraglio@peru21.com

Al momento de escribir esta nota (jueves, 8 p.m.), aún sin haber oído los últimos alegatos del equipo jurídico chileno, se puede afirmar que esta fase del proceso, que tan sensible se adelantaba que podía ser, ha sido conducida con mucha moderación. Algunos pullazos, como máximo, y eso ha sido todo.

Quedan varias fases por recorrer: el periodo que va desde mañana hasta que la Corte dicte sentencia; el momento de oír el dictamen y de sus efectos inmediatos en cada país, y una tercera fase relacionada con el accionar de los gobiernos y las sociedades para asimilar el fallo.

El camino es todavía largo y es inevitable cierta incertidumbre. Mientras tanto, en el Perú y en Chile, amplios y diversos sectores comparten la certeza de que es necesario respetar la institucionalidad y cumplir el fallo. Esto es clave. Por el lado de los gobiernos, ambos han dado múltiples señales de que esa será la conducta de su país. Habrá que subrayarlo y recordarlo, aquí y allá, porque mantener la decisión puede no resultar fácil si hay sectores internos que consideran que su país resultó “perjudicado”.

La responsabilidad de cumplir el fallo recae centralmente en los gobiernos; es en el ámbito del poder político, y no en otro, donde esto se decide. El futuro de las relaciones entre ambos países, por años y quizá por décadas, dependerá en mucho de cómo se comporten las élites políticas, de si están a la altura y cumplen con la responsabilidad que el momento exige.

Y ojo: no solo en el Perú puede haber la tentación de quedarse amarrado a tiempos idos; también en Chile. El diputado Jorge Tarud, por ejemplo, representante de un cierto “chauvinismo de izquierda”, afirma, como si estuviera en el siglo XIX, que el Perú “debería estar más que satisfecho de que hoy día tiene Tacna en su territorio”, cuando se le recuerda que Chile no cumplió a cabalidad con el Tratado de Ancón.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.