12.JUN Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Aldo Mariátegui,Ensayos impopulares
Conversando con un diplomático extranjero, este refería que el Perú tenía ahora la gran opción de colocar a un compatriota al frente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), porque nuestro país nunca ha ocupado la secretaría general y tiene buenas relaciones tanto con el eje chavista como con los demás países.

Mi fuente añadía que al Perú le convenía ejercer ese cargo porque eso neutralizaría en gran medida las posibles maniobras chilenas en cuanto a desconocer nuestra soberanía sobre el triángulo terrestre o diferir la ejecución del fallo de La Haya al controlar la agenda de ese ente diplomático. Y, según contó, existe un consenso entre muchos países de que Joselo García Belaunde era el peruano ideal para derrotar al hasta ahora único candidato Almagro, de Uruguay.

Sin embargo, aquí apareció aquel refrán de que “el peor enemigo de un peruano es otro peruano”, pues mi interlocutor me aseguró que Humala mismo ha bloqueado la candidatura de Joselo cuando los funcionarios de Torre Tagle sugirieron presentarla, con el argumento de que “estaba muy cerca de Alan”.

De ser cierta esta versión –y mi fuente es 100% confiable–, la necedad revanchista de Humala estaría bloqueando por tercera vez que nuestro país cuente con la experiencia de Joselo, pues primero no aceptó la sugerencia que continúe un tiempo más al frente de la cancillería hasta completar el proceso de La Haya (y tuvo a regañadientes que incluirle en el equipo litigante) y, luego, no quiso que el Perú presente su nombre para la Secretaría General Iberoamericana, puesto para que era el candidato favorito. Un peruano no dejando que otro peruano ocupe la OEA. Así estamos…


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.