29.FEB Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"Con un libro en la mano me siento feliz"

“Soy muy exigente conmigo pero no tengo la pretensión de ser mejor que nadie, ni de pasar a la historia como periodista”, nos dice Clara Elvira Ospina, quien conduce el microprograma Tiempo de leer, en Canal N.

Foto: Fidel Carrillo.
Foto: Fidel Carrillo.

Clara Elvira Ospina,Periodista
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Es directora periodística de América Televisión y Canal N y, a pesar de su copadísima agenda, la colombiana Clara Elvira Ospina se da tiempo para hacer uno de los pocos programas culturales de nuestra TV: Tiempo de leer, que hoy cumple un año. Por eso la buscamos, para celebrar juntos 365 días de lectura.

¿Te gusta la TV peruana?
Es inmensamente audaz, arriesga y sorprende. El Perú es la televisión que tiene.

¿En el periodismo peruano se mantienen las huellas de la miseria moral instalada por el fujimontesinismo?
Yo diría que no. Acá se hace un periodismo que descubre cosas. ¿Cuál es la función de los periodistas? Poner luz donde hay sombra, iluminar, mostrar lo que los otros no quieren que se vea. Esto sí hace el periodismo peruano.

¿Cómo uno se aficiona a la lectura?
De dos maneras: 1. Cuando se es pequeño y hay libros en casa y ve a los padres leer, lee. No hay miseria mayor que no ser dueño de un libro, y hay niños que nunca han tenido uno, y esto no tiene que ver con la pobreza. 2. Cuando uno vive situaciones intensas, lee: una decepción amorosa, una tristeza, un momento de chispa. Si pasas al segundo libro te vas a aficionar a la lectura. Cuando yo tengo un libro en mis manos siento absoluta felicidad.

¿Siempre papel?
Sí, soy muy mala para leer libros electrónicos.

¿Cuál es el mejor libro para empezar a aficionarse a la lectura?
No se puede empezar ni con un clásico, ni con un libro lejano o que tenga una historia ajena, ni con un libro gordo. Hay que aproximarse a la lectura con algo que nos toque, con una historia parecida a uno y chiquita. Si coges un libro de 500 páginas y pasas dos meses con él sin terminarlo lo más probable es que digas “esto no es para mí”. Por ejemplo, un buen libro para empezar a leer es El coronel no tiene quien le escriba.

¿Alguna vez te has sentido avasallada por el peso de la autoridad? Vienes de la tierra de García Márquez, y tu padre fue poeta y periodista.
No tengo ninguna pretensión, yo quiero hacer lo que humanamente puedo y relativamente bien. Soy muy exigente conmigo pero no tengo la pretensión de ser mejor que nadie, ni de pasar a la historia como periodista.

¿Son más los libros que abandonas que los que terminas?
Hoy, sí… y no me siento mal por ello. Uno no debe perder el tiempo en algo que no le gusta. Uno sabe si un libro es bueno o malo desde su inicio.

¿Cómo has afinado tu capacidad de selección?
Yo no recomiendo solo lo que a mí me gusta, también recomiendo cosas que están fuera de mi estilo pero sé que van a gustar.

¿Prefieres conocer a los libros antes que a sus autores?
Sí. Los lectores tenemos la perversión de enamorarnos del escritor. Leo un libro que me gusta y me pierdo por el escritor, pero cuando lo conozco no es lo que esperaba, pero de eso se trata el juego de la literatura. Lo que pasa es que, cuando uno lee se transforma en otro: vives una historia que no es la tuya y, por eso, te diviertes, aprendes, te abstraes. Yo quiero vivir todo lo que leo. Leo un libro y lloro y sufro y río.

¿Cómo te planteaste Tiempo de leer?
No quiero hacer nada extraordinario. Los programas de libros espantan al gran público, porque, normalmente, se hacen por gente que sabe mucho de libros, por críticos o escritores que hablan de técnicas narrativas, que critican ácidamente un texto. Yo no sé de literatura, soy una periodista que le gusta leer, y como soy lectora tengo la posibilidad de decirle a la gente: “Yo, sin ser una experta, le digo que este libro le va a interesar”.

¿Qué tan competente te sientes como lectora?
Relativamente competente. Yo no hago crítica literaria, yo hago sugerencias, recomiendo libros. Por eso, mi programa dura pocos minutos, para no espantar a la gente, y así, interesarla en un libro. Cuando alguien me dice que ha leído el libro que recomendé me siento justificada: con una persona que lea más que antes me basta.

¿A la TV peruana le faltan programas culturales?
Sí, pero en este rubro todo esfuerzo siempre será insuficiente. Los programas culturales espantan, la gente piensa que le van a echar el cuento de una cosa lejana, ajena a su mundo.

Yo creo que hay que hacerlos bien…
Bueno, sí. Yo pretendo llegar a la gente que nunca ha pensado en comprar un libro. Tiempo de leer no es un programa para expertos, pues estos ya saben qué leer. Soy una facilitadora de la lectura, yo busco acercar a los expertos, en este caso escritores, a la gente.

¿Leer nos hace mejores seres humanos?
Cuando uno lee tiene la mente ocupada y no se nos ocurren malos pensamientos.

¿Por qué Tiempo de leer no está en señal abierta?
Hay que esperar un poquito.

AUTOFICHA

- En Colombia, como periodista, estuve en todos los puestos que había que estar. Entonces, sentí que me repetía. Por eso vine. En Perú me tocó volver a aprender.

- Pretendo llegar a la gente que nunca pensó en comprar un libro. Tiempo de leer no es un programa para expertos, estos ya saben qué leer.

- Dicen que Colombia es el mejor lugar para hacer periodismo pero el peor para vivir. Nuestros países viven realidades parecidas, pero dolorosamente diferentes.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.