19.JUL Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Iba a 160 kilómetros por hora

El automóvil en el que murió el actor de la saga Rápidos y Furiosos, Paul Walker, iba a más de 160 kilómetros por hora cuando chocó y estalló en llamas. “El conductor manejaba a una velocidad peligrosa, de aproximadamente 100 millas por hora (160 Km/h)”, indicó el reporte forense.

El Porsche era manejado por su amigo Roger Rodas, quien también falleció por traumatismos y quemaduras.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.