12.JUN Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Es la base de la cadena de mando que un jefe tiene que responder por sus resultados. Incluso, si es derrotado, se llega al extremo del Harakiri samurái, del suicidio de los generales prusianos o la tradición de los capitanes británicos de hundirse con su barco.

Fritz Du Bois,La opinión del director
director@peru21.com

Pero lo que es inaceptable en cualquier parte es que un militar o un político evadan la responsabilidad por sus actos.

Así, tenemos que en los últimos meses el Vraem se ha convertido en una tragi-comedia de errores que sigue empeorando. Empezando por el injustificado triunfalismo de la Operación Libertad, pasando por la extrema ineficiencia en el rescate de los comandos para continuar con la confusión sobre el senderista ‘William’ quien, se supone, era el cuarto en el mando.

Ahora, estamos frente al escándalo de los ‘pioneritos’ que no solo no eran lo que se había anunciado sino que además de ‘rescatados’ han pasado a ser ‘secuestrados’ y, para colmo, su hermana murió en el operativo sin que lo hubieran informado.

Más aún, en el exceso demagógico de anunciar triunfos exagerados –el vanagloriarse de una victoria sobre 2 mujeres y 3 niños es totalmente desproporcionado–, los ministros de Defensa y del Interior no solo engañaron a la población sino que, además, convirtieron en cómplices de un rapto a la primera dama y a la ministra de la Mujer, quienes han quedado registradas llevándose a los menores secuestrados.

Al final, es otra muestra de incapacidad de los que están a cargo, desprestigiando a la Fuerza Armada y a la Policía con cada fracaso, dándole victorias mediáticas al senderismo y afectando la moral de los soldados.

Por ello, esta vergonzosa metida de pata tiene que llevar a la renuncia o censura de los ministros encargados. Argumentarán en el oficialismo que sería el cuarto cambio en cada cartera en solo un año. Bueno, qué se va a hacer. El gobierno tendrá que seguir probando hasta que encuentre a los adecuados.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.