05.MAR Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

En general, los gobiernos regionales son una estafa. El pueblo pide salud, educación, seguridad y agua, y las autoridades hacen monumentos, rompen pistas y construyen piletas sin agua.

Fernando Cillóniz,Al.Mercado
En general, los gobiernos regionales son una estafa. El pueblo pide salud, educación, seguridad y agua, y las autoridades hacen monumentos, rompen pistas y construyen piletas sin agua. Es decir, roban. ¿Qué hacer para corregir la situación? (1) Transparentar la gestión regional. La agenda del presidente regional debe ser pública y todas las compras y contrataciones también. (2) Premiar la eficiencia de los servidores públicos y sancionar el maltrato a los ciudadanos. (3) Propiciar la participación de la ciudadanía en la asignación presupuestal de las regiones. ¡A ver si la ciudadanía va a preferir un monumento ridículo a una ambulancia o una red de agua potable para su pueblo! (4) Achatar la estructura organizacional de la región. Bajar de su nube al presidente regional y ponerlo al nivel de los médicos, maestros y policías. ¡Ya es hora de detener la estafa regional!


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.