24.JUL Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Paniagua me pareció siempre de lo mejor de nuestra clase política. Demócrata, inteligente, sobrio y honesto. Me precio de haber votado por él para el Congreso. Su elección como presidente, luego de la vergonzosa huida de Fujimori, fue un gran acierto.

Carlos Basombrío,Opina.21
cbasombrio@peru21.com

El gobierno de transición, con un gabinete de lujo presidido por Javier Pérez de Cuéllar, hizo una gestión ejemplar, marcando una ruptura con la década previa de abuso, autoritarismo y corrupción.

Pero hubo varios campos en que, sensatamente, hubo continuidad. Por ejemplo, en los fundamentos de la política económica, con Javier Silva Ruete. Otra cosa en la que hubo continuidad, en este caso con Diego García Sayán, fue en el esfuerzo de reparar los excesos de la lucha antiterrorista.

Es verdad que fueron condenados miles que bien lo merecían, pero también centenares de personas lo fueron por error. El propio Fujimori se dio cuenta de esa barbaridad y no habiendo otro mecanismo optó por el indulto, a quienes luego de una nueva evaluación consideró inocentes.

Fujimori “perdonó” así a más de 500 condenados por terrorismo. Cuando huyó, a fines del 2000, habían todavía casos en evaluación. Le tocó a Paniagua hacer lo propio con 150 más y a Toledo con cerca de cien. No se liberó terroristas. No lo hicieron ni Fujimori, ni Paniagua, ni Toledo.

FUJIMORI: sigo pensando que lo importante es que fue sentenciado, como merecía, por crímenes de derechos humanos y corrupción. También que a un anciano débil y enfermo la democracia le puede tener compasión y que ello no es signo de debilidad, sino de grandeza.

Ahora bien, qué desagradable el desfile mediático de los “kenyis” y las “marthas”, que soberbios y agresivos se muestran incapaces de la menor autocrítica.

Qué legítima la sospecha de que detrás de todo esto pueda haber un turbio arreglo entre los nacionalistas y los fujimoristas; los que, por cierto, cada vez se parecen más.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.