26.FEB Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Ya no son las vedettes. Es turno de las voleibolistas y de los comentaristas de fútbol. Quizás, para el 2016, les toque a los cantantes y a los futbolistas.

Carmen González,Opina.21
c.gonzalez@infonegocio.net.pe

No sorprenda que Challe y Tony Rosado juren por Dios y por la patria. ¿O quizás el ‘Puma’ Carranza o Roberto Martínez? Hay proyectos políticos personales que, de ser ciertos, parecerían desatinados: dicen que Gisela y C. Tait aspiran al puesto de O. Humala. Provoca decir: “Esto solo puede suceder en el Perú”.

Las voleibolistas congresistas dejaron en la cancha deportiva su garra, patriotismo, técnica y les debemos alegrías. ¿Y por eso tienen capacidad política y legislativa? Ser deportistas o artistas no quita derecho a participar en política. Pero formándose primero. El galardón deportivo no tiene que ser seguido por la inclusión en una lista municipal o congresal. ¿Es aprovecharse de la fama y del cariño de la gente? Es un salto largo peligroso. No hay noticias de que hayan hecho algo trascendente y, últimamente, convirtieron el Congreso en un ring de box, intentando que los rivales dieran un salto al vacío. Ejemplo: el lío entre Chihuán-Tait vs. Uribe; o Tait contra Málaga, que está en otra cancha. Gaby Pérez del Solar felizmente no representa riesgo: está cubierta por L. Alcorta y su tía M.L. Cuculiza.

Hay congresistas mucho peores, pero mal de muchos…


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.