23.ABR Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Santa María

Elissandro Spohr, uno de los dueños de la siniestrada discoteca Kiss de la ciudad brasileña de Santa María, intentó suicidarse en el hospital de Cruz Alta, donde está internado por problemas respiratorios a raíz del incendio en su local.

SANTA MARÍA (Agencias).– No había alarmas, extintores ni aspersores y era casi imposible escapar de la discoteca Kiss, que se convirtió en una trampa mortal para al menos 234 estudiantes universitarios brasileños que fallecieron el domingo pasado por un incendio, según un nuevo balance dado por la Policía local.

No había alarmas, extintores ni aspersores y casi ninguna forma de escapar de la discoteca Kiss en Brasil, que se convirtió en una trampa mortífera para 231 personas la madrugada del último domingo, cuando se desató un incendio en el local durante una fiesta universitaria.

La Policía de Brasil investiga si se ocultaron pruebas del incendio en la discoteca Kiss, en la ciudad de Santa María donde murieron 231 personas el último domingo; mientras se acumulan indicios de negligencia y el país se moviliza para reforzar controles tras la tragedia.

SANTA MARÍA (Reuters).– La Policía brasileña detuvo a los dos dueños de una discoteca donde murieron 231 personas y a dos integrantes de una banda musical cuyos fuegos artificiales habrían incendiado el lugar, mientras que la justicia intenta identificar a los responsables de la peor tragedia mundial de ese tipo en una década.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó hoy que el Ejecutivo tiene el “compromiso” de asegurar que tragedias como la del incendio que el domingo dejó por lo menos 231 muertos en una discoteca en el sur del país, “jamás se repetirán”.

La Policía de Brasil detuvo hoy a uno de los propietarios de la discoteca Kiss, donde murieron 231 personas en un incendio en la madrugada de ayer en la ciudad de Santa María, en el estado de Río Grande do Sul, así como a dos integrantes del grupo musical que lanzó fuegos artificiales.

SANTA MARÍA (Agencias).– Un incendio en una discoteca de Brasil dejó al menos 233 muertos luego de que cientos de personas se abalanzaran hacia una salida de emergencia que habría sido bloqueada por la seguridad del local.

La banda musical Gurizada Fandangueira, supuesta causante del incendio que dejó hoy 233 muertos y al menos 106 heridos en la discoteca Kiss de la ciudad brasileña de Santa María, podría ser acusada de homicidio imprudente, según uno de los responsables de la investigación.

La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, no pudo aguantar el llanto al pronunciarse sobre el incendio en la discoteca Kiss en la ciudad sureña de Santa María, mientras atendía a la prensa poco antes de viajar hasta la localidad.

A raíz de la tragedia en la discoteca Kiss, que dejó 232 muertos y cientos de heridos, en su mayoría jóvenes universitarios, el alcalde de la ciudad brasileña de Santa María, Cezar Schirmer, decretó hoy luto oficial de treinta días en la localidad, ubicada a 307 kilómetros de la capital provincial Porto Alegre, al sur del país.

Al menos 232 personas murieron y más de un centenar resultaron heridas hoy al incendiarse un local nocturno en la ciudad brasileña de Santa María, informa la cadena O Globo, que cita como fuente a los Bomberos.

Una suerte de guerra del agua se ha desatado desde hace algunas semanas en la provincia de Huaura, ubicada a unos 150 kilómetros de la capital limeña, donde se vienen cuestionando las influencias del congresista fujimorista Elard Melgar.

Una suerte de guerra del agua se ha desatado desde hace algunas semanas en la provincia de Huaura, ubicada a unos 150 kilómetros de la capital limeña, donde se vienen cuestionando las influencias del congresista fujimorista Elard Melgar.

Eduardo Arens,Sacerdote Autor: Gonzalo Pajares. gpajares@peru21.com

La inundación de sus casas por la rotura de una tubería matriz en el asentamiento humano Santa María, en San Juan de Lurigancho, afectó la salud de 47 moradores.

Rotura de tubería causa destrozos en San Juan de Lurigancho

Eran cerca de las 07:00 horas de hoy cuando un estruendo alarmó a los vecinos del asentamiento humano Santa María, en San Juan de Lurigancho. La ruptura de una tubería del ramal norte de la planta de Huachipa ocasionó una gran inundación en la zona.