15.ABR Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Disfraz erótico

DISTRACCIONES ELECTRÓNICAS Carlos y Wendy decidieron tener una noche romántica después de mucho tiempo. Era feriado al día siguiente y, por fin, podían dormir hasta tarde. Ya en el dormitorio, y en pleno acto sexual, empezó la serenata de distracciones.

06/11/13 |

Esto no funciona

0

DISTRACCIONES ELECTRÓNICAS Carlos y Wendy decidieron tener una noche romántica después de mucho tiempo. Era feriado al día siguiente y, por fin, podían dormir hasta tarde. Ya en el dormitorio, y en pleno acto sexual, empezó la serenata de distracciones.

12/06/13 |

El sexo con humor

5

El sexo es una cosa seria. Seria, pues implica aspectos emocionales, morales, sanitarios, entre otros, que no deberían ser tomados a ligera. Sin embargo, esto no significa que todo encuentro sexual deba ser una ceremonia protocolar, mecánica y libre del goce. Al contrario, la dimensión lúdica y hedonista del sexo es una de las razones por las que aún se sigue explorando, escribiendo y hablando con tanta pasión sobre este tópico.

12/06/13 |

Sexo con humor

0

El sexo es una cosa seria. Seria, pues implica aspectos emocionales, morales, sanitarios, entre otros, que no deberían ser tomados a ligera. Sin embargo, esto no significa que todo encuentro sexual deba ser una ceremonia protocolar, mecánica y libre del goce. Al contrario, la dimensión lúdica y hedonista del sexo es una de las razones por las que aún se sigue explorando, escribiendo y hablando con tanta pasión sobre este tópico.

“Solo me he disfrazado una vez en mi vida. Será la última”, afirma Camila (35), una limeña que lleva seis años de casada. “No es que no me haya gustado la experiencia. Creo que para probar y jugar está bien, pero hacerlo una costumbre sería aburrido. Además, se cae en el cliché, ¿no? La mayoría de mujeres quiere ser enfermera sexy, policía sexy, diablita sexy. Qué poca imaginación”, apunta.

“Solo me he disfrazado una vez en mi vida. Será la última”, afirma Camila (35), una limeña que lleva seis años de casada. “No es que no me haya gustado la experiencia. Creo que para probar y jugar está bien, pero hacerlo una costumbre sería aburrido. Además, se cae en el cliché, ¿no? La mayoría de mujeres quiere ser enfermera sexy, policía sexy, diablita sexy. Qué poca imaginación”, apunta.

A estas alturas, hablar de disfraces eróticos puede ser un aburrido lugar común, una fantasía sin sorpresa, un refrito en materia sexual. Sin embargo, esto no es así. De hecho, ponerse un traje de gatita desabrigada, de enfermera sensual o de la Viuda Negra de Marvel aún funciona para agregar picardía a la relación de pareja.

05/09/12 |

Sexo enmascarado

0

A estas alturas, hablar de disfraces eróticos puede ser un aburrido lugar común, una fantasía sin sorpresa, un refrito en materia sexual. Sin embargo, esto no es así. De hecho, ponerse un traje de gatita desabrigada, de enfermera sensual o de la Viuda Negra de Marvel aún funciona para agregar picardía a la relación de pareja. Basta con recorrer los sex shops y tiendas de lencería locales para corroborar que existe un público que demanda estos productos. Pero algo que no se suele mencionar es lo siguiente: ¿qué hacer una vez que se tiene puesto el disfraz? A continuación, le presentamos algunas situaciones que pueden aclarar las dudas.