26.MAY Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Xavier Bonilla: “Esta es una batalla por las libertades”

Caricaturista ecuatoriano fue obligado a rectificar una viñeta que molestó al presidente Rafael Correa.

‘Bonil’ fue obligado a rectificar su viñeta. (AFP)
‘Bonil’ fue obligado a rectificar su viñeta. (AFP)

Juan José Garrido (juan.garrido@peru21.pe)
El caricaturista Xavier ‘Bonil’ Bonilla se vio obligado a rectificar una viñeta que molestó al presidente Rafael Correa y por la cual fue sancionado por la Superintendencia de la Información y Comunicación amparada en la polémica Ley de Comunicación aprobada por el Gobierno el año pasado. El 28 de diciembre, el dibujante había publicado en el diario El Universo una caricatura de policías llevándose computadores y cajas con la leyenda: Policía y Fiscalía allanan domicilio de Fernando Villavicencio (asesor del diputado opositor Cléver Jiménez) y se llevan documentación de denuncias de corrupción. Correa retó a Bonilla a que probara esa afirmación y lo acusó de “infamia” y de “mentir” sobre el allanamiento que consideró constitucional. Asimismo, se sancionó a El Universo con una multa de 2% de su facturación promediada del último trimestre.

¿Es a partir de las declaraciones de Correa que se elabora un reporte para sancionarte?
El 10 de enero es la fecha con la que elaboran el reporte interno, el cual indudablemente se genera a pedido del presidente, porque incluso en la sabatina del 4 de enero, Correa dice que “presentarán la queja, porque gracias a Dios ya tenemos Ley de Comunicación”. El presidente es un individuo tan desprotegido y tan desvalido que necesita de protección divina y de la Ley de Comunicación frente a los malvados periodistas. Inmediatamente la Superintendencia de la Información y Comunicación, después de 13 días de haber sido publicado mi dibujo, se da cuenta de que ha habido este atentado contra la Ley, actúa de oficio y se abre un proceso administrativo.

¿De qué se te acusa?
Se dice que con el dibujo apoyo la agitación social, dando una imagen errónea de los hechos y deslegitimo a la autoridad. Entonces pedí en la audiencia de substanciación, la cual se produjo el 28 de enero, que me mostraran el “subersionómetro” que usaron para medir la agitación social. Y no me lo mostraron porque no lo tenían. En la sanción todo se redujo a un problema de comillas porque el Superintendente dijo que yo debí haberlas puesto.

¿A quién estabas citando para verte obligado a poner comillas? ¿No estabas acaso exponiendo una idea, una lectura personal?
Así es. No es una cita textual. Estaba parafraseando las palabras que Villavicencio había dicho. No necesitaba poner comillas. Es como cuando en el periodismo tú dices: y fulano dijo tal cosa. No pones comillas en todo porque estás editando la entrevista, tal vez la frase textual es muy larga.

¿Qué crees que hay detrás de esto? ¿Qué están buscando?
A mi modo de ver, es un mensaje muy claro contra los medios de comunicación. Van contra el periódico más grande y contra un área subjetiva la cual es el género de la caricatura y del humor. Es un mensaje: “si esto hicimos con ellos, pues podemos hacer cualquier cosa”. El humor es el antídoto del temor y del miedo, pero vivimos con el amedrentamiento. Es un mensaje que conmina a censurar a periodistas y caricaturistas. La misma Ley que ellos crearon prohíbe la censura previa, pero castigan al periódico por permitir mi dibujo. Lo que están diciendo es que ellos debían haber editado la publicación o haberme censurado… Es una contradicción.

A partir de estos acontecimientos, ¿qué vendrá del gobierno de Correa? ¿Ésta es una nueva etapa dentro de la guerra de Correa por el poder, como mencionó el periodista Emilio Palacio?
Indudablemente. Sin embargo, este episodio no es nuevo porque desde el inicio el presidente anunció que los medios serían sus enemigos principales. Todas las semanas el señor Correa ataca con una beligerancia, una agresividad y una estigmatización de la diferencia. En ese sentido, es una lucha por el control de la palabra, el control del relato social se podría decir. Lo acontecido en relación a mi caricatura es un episodio particular referido al humor. Y con el dato adicional de que tienen hoy, efectivamente, la cereza en el pastel que es la Ley de Comunicación.

¿Qué crees que va a pasar contigo en el corto plazo?
Me siento muy confiado ya que siempre he mantenido mi estilo y la prudencia, con la característica del lenguaje del humor que es lo que le corresponde a la caricatura humorística, el exagerar ciertas cosas, de lo contrario sería un dibujo serio, común y corriente; yo no podría ser caricaturista. Aspiro a que el diario pese a los embates y los golpes que recibe, se mantenga en la línea tan decente que ha seguido, de respetar a sus periodistas, comentaristas y, de ese modo, continuar firme en la lucha por hacer un buen periodismo. No sé qué efecto tenga en la práctica, con relación a otros medios, pero tengo la esperanza de que este respaldo y manifestación de indignación que ha habido en algunas personas a propósito de este caso, fortalezca tanto a los medios como a los ciudadanos. Esta es una batalla por las libertades.

TENGA EN CUENTA

- La Sociedad Interamericana de Prensa dijo que la sanción a Bonilla y al diario El Universo pone de manifiesto la “intolerancia” oficialista, alienta la “autocensura” y constituye una “aplicación concreta de la ley mordaza”.

- En el 2011, Correa querelló a tres directivos de El Universo y a un periodista.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.