12.JUL Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Theresa May: ¿La nueva Dama de Hierro del Reino Unido?

Es la segunda mujer en la historia de Gran Bretaña en ejercer el cargo de primera ministra.

La elegida. Theresa May deberá hacerse cargo, como primera ministra británica, de las consecuencias del referéndum a favor del Brexit. (EFE)
La elegida. Theresa May deberá hacerse cargo, como primera ministra británica, de las consecuencias del referéndum a favor del Brexit. (EFE)
Carlos Viguria

Carlos Viguria

@cviguria

Theresa May es la mujer de quien depende actualmente el futuro del Reino Unido tras el referéndum del pasado 23 de junio, en el que se decidió la salida de la Unión Europea (UE). Pese a que fue una de las voceras de la propuesta por mantenerse en el bloque como apoyo a su antecesor, David Cameron, obtuvo el apoyo de la mayoría de los miembros del Partido de los Conservadores, agrupación que se encuentra dividida.

[Así es Theresa May, considerada “la nueva Margaret Thatcher”]

Sus inicios

May nació en Eastbourne, en la costa sur de Inglaterra, el 1 de octubre de 1959. Es hija de un reverendo anglicano. En lo referido a sus estudios superiores, es graduada en Geografía por la Universidad de Oxford.

La primera ministra ha estado involucrada en la vida política de su país por muchos años. Según señalan medios oficiales, empezó desde cero en la Asociación Conservadora, llenado sobres, y luego trabajó en el municipio londinense de Merton (1986 – 1994), en donde fue nombrada concejal. Durante ese periodo fue presidenta y portavoz del despacho de Educación.

Asimismo, en 1997, fue elegida miembro del Parlamento por la ciudad de Maidenhead. Entre sus actividades destacan el impulso a campañas para mejorar el servicio del tren local, el apoyo al hospital de St. Marks y reformas al centro de la localidad.

Un cargo importante que también ejerció fue como secretaria general del Partido Conservador, del 2002 al 2013. La designación la convirtió en la primera mujer en ejercer dicha función.

Luego, del 2010 al 2012, fue titular del Ministerio de la Mujer e Igualdad. Años después, fue ministra del Interior. Ambos cargos fueron designados por el entonces primer ministro, David Cameron, a quien apoyó en la campaña por permanecer en el bloque europeo.

[Theresa May ya es oficialmente la primera ministra del Reino Unido]

¿Una nueva Thatcher?

Desde antes de que May asumiera el cargo, los medios británicos no han dudado en llamarla “la nueva Margaret Thatcher”, evocando así a la primera mujer en la historia en ejercer el cargo de premier en el Reino Unido.

La Dama de Hierro es recordada por su solidez al dirigir los asuntos de Gran Bretaña, su control sobre los ministros del gabinete, su política monetaria y su gestión política, en la que destacó el impulso a la privatización de empresas estatales, educación, así como a medios de ayuda social.

El analista internacional Carlos Novoa descarta esa vinculación y comenta que Thatcher es única en la historia de Gran Bretaña por varios motivos. “En primer lugar, fue la primera mujer en ser premier del Reino Unido y, segundo, porque ella abraza un gobierno neoliberal en una época en la que todavía la Guerra Fría estaba vigente. Entonces, ese escenario es diferente del de ahora”, declaró el analista a Perú21.

Novoa agrega que la asociación de May con Thatcher tiene que ver más con una cuestión de género y con el liderazgo que se ejerce en el Reino Unido, donde existe un gobierno parlamentario. “Ella ha ejercido liderazgo en medio de toda la crisis, ha tomado al toro por las astas y va a gobernar pese a que estuvo en contra del Brexit” señaló el experto.

Por su parte, Paulina Astroza señala a Perú21 que tampoco es correcto asimilar el perfil de Theresa May con Margareth Thatcher debido que existen diferencias importantes entre ambas. “Margareth Thatcher se caracterizó por ser reformadora y con visión de largo plazo. Su concepción del Estado mínimo, las transformaciones que efectuó al sistema británico (que le significaron grandes enfrentamientos con sindicatos y otros grupos de presión) y su mayor conservadurismo en lo valorico, la distinguen de Theresa May”, declara la catedrática de relaciones internacionales de la universidad de Concepción de Chile.

Asimismo agrega que May se caracteriza por “ser más pragmática y sin visión de largo plazo. Más pensando en el hoy y los problemas o desafíos a los que debe hacer frente en el presente. Así lo ha dicho ella misma”. Además, declara que May fue la primera en advertir al Partido Conservador de la mala imagen que estaban teniendo ante la ciudadanía. “May manifestó que si no se modernizaba el partido, seguirían siendo vistos como el ‘nasty party’ y no ganarían más elecciones. Se ha mostrado partidaria del matrimonio de parejas del mismo sexo pese a que votó en contra la posibilidad de adopción de las mismas parejas. También ha declarado que el Estado debe cumplir un rol en algunas áreas a las que Thatcher no le daba esa función”.

TENGA EN CUENTA

  • Theresa May fue nombrada como primera ministra luego de que su principal rival en las elecciones internas del Partido Conservador, la ex ministra de Energía Andrea Leadsom, renunciara a sus aspiraciones como premier.
  • May, quien fue vocera por permanecer en la UE, obtuvo el apoyo de los sectores a favor del Brexit por su visión proteccionista de la economía y su postura antiinmigracionista, pues responsabiliza a las migraciones de la UE del empeoramiento en el nivel de vida de los británicos.

May tiene tareas nada fáciles, por Paulina Astrosa


Se espera que Theresa May termine las luchas internas del Partido Conservador, que dé claridad y liderazgo al país en un momento de mucha confusión e incertidumbre tras el triunfo del Brexit en las urnas.

El primer reto de May es sobre si notificará a la UE de la decisión británica de salir del bloque y activar el artículo 50° del Tratado que regula dicho procedimiento. Por lo pronto, ha anunciado que esta notificación la hará el próximo año, descartando así las peticiones de los socios europeos de que se active lo antes posible.

Las negociaciones con la UE serán difíciles. Por un lado, la salida debe ser regulada y son muchos los aspectos a negociar. Son 43 años de relación que deben deshacerse. Por otra parte, el futuro estatus entre las partes no será fácil de determinar. Los mensajes entre ellas han comenzado y no se avizora que serán simples. Asimismo, May deberá hacer frente a otras consecuencias del Brexit: las relaciones con Escocia e Irlanda del Norte, sumado a Gibraltar y los actos de xenofobia que han aumentado peligrosamente en el Reino Unido. Tareas nada fáciles.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Theresa May