20.FEB Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

India tiene una multimillonaria y polémica ‘fábrica de bebés’

La doctora Nayna Patel dirige clínica de fertilidad in vitro que ofrece la oportunidad de tener familia a parejas sin hijos.

Nayna Patel y madres sustitutas de su fábrica de bebés. (Aljazeera.com)
Nayna Patel y madres sustitutas de su fábrica de bebés. (Aljazeera.com)

En India, la maternidad de alquiler es un negocio que representa* más de US$1,000 millones* al país. Algunas madres sustitutas viven en dormitorios que los críticos llaman “fábricas de bebés” y pueden recibir hasta US$10,000 por gestar mellizos para una pareja sin hijos que desea tener familia.

“En India las familias tienen lazos muy cercanos. Y haces cualquier cosa por tus hijos. Quiero ver que mis hijos logran todo lo que yo siempre desee; por eso me convertí en madre sustituta”, contó Vasanti, de 28 años, a BBC Mundo.

Ella gestó al bebé de una pareja japonesa. A cambio recibió US$8,000, con lo que construirá una nueva casa y enviará a sus dos hijos, de 5 y 7 años, a un colegio de habla inglesa, algo que creía imposible.

Vasanti fue sometida al implante del embrión en la ciudad de Anand, en el estado de Gujarat y pasó los nueves meses de la gestación en una vivienda en la zona donde viven otras 100 madres sustitutas. Todas son pacientes de la doctora Nayna Patel.

En cada cuarto duermen diez madres sustituas. Las mujeres reciben alimentos y vitaminas y se les alienta a descansar.

Las regulaciones de la casa prohíben que las mujeres tengan relaciones sexuales durante el embarazo, y enfatizan que ni el médico, ni el hospital, ni la pareja cuyo bebé se está desarrollando son responsables si surge alguna complicación.

Si la madre sustituta está gestando gemelos recibe una cuota de US$10,000. Si sufre un aborto en los primeros tres meses, recibe* US$600*. Las parejas deben pagar unos US$28,000 por un embarazo que llegue a un nacimiento exitoso.

La doctora Patel dirige la clínica de fertilización in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) y la vivienda. También se hace cargo de los partos y reconoce que muchas personas consideran que su trabajo es ofensivo.

“He enfrentado críticas. Las sigo y seguiré enfrentando. Porque esto, según muchos, es un asunto controvertido”, aseguró a la BBC.

“Hay una gran cantidad de acusaciones de que esto es solo un negocio, de que esto solo se trata de vender bebés, de que es una fábrica de bebés, y todas estas frases se utilizan para hacer daño. El mundo de los grandes negocios, el glamour y la política es más duro”, agregó.

Mientras se quedan en la casa, Patel dice que a las mujeres se les enseñan habilidades como el bordado para que puedan ganarse la vida después. Algunas madres vuelven tras dar a luz una vez. Tres veces es el máximo que Patel permite.

Hay una serie de razones por la que India es “el centro de las madres sustitutas del mundo”, dice. Hay disponible una buena tecnología médica y el costo es relativamente bajo.

“La madre sustituta no tiene ningún derecho sobre el bebé ni obligaciones, por lo que lo hace más fácil. Mientras que en el mundo occidental se considera a la madre biológica como la madre y la partida de nacimiento tendrá su nombre”, narró Patel.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.