04.AGO Martes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

¿La condena a los supremacistas blancos de Donald Trump fue sincera? Expertas analizan

El discurso lo dio después de que recibiera críticas por no pronunciarse explícitamente en contra de los grupos racistas.

Donald Trump habría sido sincero al condenar el racismo.
Donald Trump habría sido sincero al condenar el racismo.

El pasado lunes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emitió un discurso en el que deploraba las acciones de los grupos de supremacistas blancos, neonazis y Ku Klux Klan.

Esta declaración responde a los funestos hechos ocurridos el fin de semana, en el que un hombre – simpatizante de estos grupos de extrema derecha – atropelló intencionalmente a unas personas que realizaban una ‘contramarcha’ en resistencia a los pedidos de permanencia de una estatua de Robert E. Lee que sería removida por las autoridades de Charlottesville, Virginia.

Las expertas en lenguaje corporal, Susan Constantine y Lillian Glass, sostienen que es muy probable que las declaraciones del jefe de Estado americano hayan sido un guión en contraposición a su usual espontaneidad, lo que indica la importancia y seriedad que le da a los hechos. Ambas coinciden en que las declaraciones de Trump contienen señales muy reveladoras para conocer la verdadera posición que tiene con respecto al tema.

Donald Trump condena al Ku Klux Klan y neonazis como “criminales y matones”

Recordemos que el primer pronunciamiento que hizo el mandatario en referencia al ataque de Charlottesville fue por medio a su cuenta personal de Twitter en el que distribuía la culpa de la violencia desatada a los “muchos bandos” y no a los supremacistas blancos y demás grupos de extrema derecha.

Glass afirma que el presidente mostraba una verdadera molestia por lo sucedido y que esta se acentuó mucho más cuando hizo referencia a Heather Heyer, la mujer que murió. Él “respira por la nariz, lo que demuestra que está enojado”, explica la experta y la compara con la de un toro cuando está a punto de entrar a la arena. Además, ella percibe un gesto que nunca antes había realizado. Una especie de pellizco del pulgar y el índice. Al respecto, refiere que es muy común en otros presidentes y que fue hecho por primera vez por John F. Kennedy. “Creo que está intentando contenerse porque tiene ese nuevo gesto”, y agrega: “en esencia él empieza a seguir más el guión y familiarizarse más en la política”.

Cuando Trump habla sobre el deseo de que todos se amen usa sus manos para hacer diversos gestos, dice Constantine. Y acota: “Eso debe notar una experta en lenguaje corporal: Las palabras coinciden con sus movimientos. No importa si haya escrito el discurso o no, creía firmemente en este”, expresó.

Te puede interesar



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.