23.ABR Martes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Confirman la muerte del jefe del Estado Islámico en Afganistán

La muerte de Abdul Hasib podría ser uno de los golpes finales al grupo terrorista en este país.

Fuerzas afganas montan guardia. (Referencial/ EFE)
Fuerzas afganas montan guardia. (Referencial/ EFE)

Abdul Hasib, líder del Estado Islámico en Afganistán, está muerto. Así lo confirmaron el gobierno de dicho país y la OTAN, detallando que una operación conjunta entre tropas afganas y estadounidenses acabó con su vida en la provincia de Nangarhar el pasado 27 de abril.

Hasib no murió solo, de acuerdo con el reporte, son “varios altos mandos” del grupo terrorista los que perecieron tras una redada mano a mano, dos semanas después del lanzamiento de ‘la madre de todas las bombas’.

[‘Madre de todas las bombas’ mató a 90 combatientes del Estado Islámico en Afganistán]

La oficina de la OTAN en Afganistán señala que la operación conjunta también infligió 35 bajas en las filas de a pie del grupo.

Encabezando la redada iban la Fuerzas Especiales de Afganistán.

Hasib era responsabilizado por el ataque que el 8 de marzo causó más de medio centenar de muertos en un hospital militar de Kabul, además de secuestros de niñas y decapitaciones de ancianos.

Para el comandante de la tropas de Estados Unidos y de la OTAN en el país, general John Nicholson, la “exitosa” operación supone otro paso de importancia hacia su objetivo de neutralizar al Estado Islámico en Afganistán antes que acabe el 2017.

Y esta hazaña estaría próxima a cumplirse. Según el Gobierno afgano, hay apenas 400 miembros del Estado Islámico presentes en el país y afirma haber acabado con cerca de 300 de ellos.

Además, si consideramos que ‘la madre de todas las bombas’ eliminó a 96 terroristas, la presencia del Estado Islámico en Afganistán podría haberse reducido a un grupo de personas que se pueden contar con los dedos de una mano.

La muerte de Abdul Hasib podría ser uno de los golpes finales.

DATOS

  • El Estado Islámico irrumpió en Afganistán en 2015 al aparecer en diferentes puntos del país y creó su principal bastión en Nangarhar, fronteriza con Pakistán y clave en las comunicaciones entre los dos países.

  • La OTAN continúa en Afganistán con alrededor de 13,000 efectivos en tareas de asesoramiento y capacitación, y Estados Unidos mantiene a cerca de 8,400.
  • Se espera que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncie en cuestión de días nuevos planes para las tropas de su país en Afganistán.

Lee también




Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.