23.JUN Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

La despidieron de su trabajo por negarse a usar tacones y quiere que se impida por ley su uso obligatorio

Nicola Thorp, de 27 años, inició una campaña en Londres para levantar una petición parlamentaria. Ya ha conseguido más de 40,000 firmas.

La despidieron de su trabajo por negarse a usar tacones y quiere que se impida por ley su uso obligatorio. (The Guardian)
La despidieron de su trabajo por negarse a usar tacones y quiere que se impida por ley su uso obligatorio. (The Guardian)

Nicola Thorp, una actriz de 27 años, llegó a su primer día de trabajo para ejercer como recepcionista en las oficinas de PwC, en Londres (Inglaterra), pero fue enviada devuelta a su casa.

El motivo: se negó a usar tacones “de entre cinco y diez centímetros” para desempeñar su función.

El trabajo consistía en acompañar a los clientes desde la recepción hasta los despachos en los que tenían cita. Thorp reclamó señalando que eso no lo iba a poder hacer con tacones y asegura que se lo hizo saber a la empresa desde el primer día.

Ella argumentó —según su relato a la BBC— que no se le exigía nada parecido a los recepcionistas hombres, y les dijo: “Si me pueden dar una razón por la cual no puedo hacer mi trabajo con zapatos planos, perfecto’. No le dieron ninguna. Al contrario, le exigieron que se comprara un par de zapatos altos.

La joven fue despedida y la empresa le anunció que no cobraría su jornada de trabajo. Fue entonces cuando Thorp decidió iniciar una campaña en Reino Unido para que se impida por ley obligar a las mujeres a llevar zapatos altos en sus puestos de trabajo.


Gracias a su campaña, Thorp se dio cuenta de que había muchas mujeres que habían pasado por lo mismo. Además, su petición ha sido muy bien recibida y ya ha conseguido más de 41 mil firmas.

Según consignó El País, la empresa de subcontratación Portico —de la que dependía Thorp— aseguró que la joven firmó “un código sobre indumentaria” pero que está dispuesta a revisar.

PwC, por su parte, aseguró que no tiene un reglamento establecido sobre cómo deben acudir al trabajo sus empleados, hombres o mujeres.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Inglaterra