28.FEB Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Argentina: Orangután ‘Sandra’ obtiene derecho a la libertad gracias a fallo

Un tribunal reconoció que la primate, que se encuentra en el zoológico de Buenos Aires, es un “sujeto no humano” privada ilegalmente de su libertad.

Orangután Sandra obtiene derecho a la libertad gracias a fallo de un tribunal de Argentina. (larazon.com.ar)
Orangután Sandra obtiene derecho a la libertad gracias a fallo de un tribunal de Argentina. (larazon.com.ar)

Una orangután en cautiverio durante 29 años puede ser liberada y llevada a un santuario luego de que La Cámara de Casación – segundo tribunal de justicia de Argentina – reconoció que la primate es un “sujeto no humano” privada ilegalmente de su libertad, reportó la prensa local.

Activistas por los derechos de los animales habían presentado en noviembre un hábeas corpus – una petición legal que usualmente se usa para oponerse legalmente a la detención o presidio – a favor de ‘Sandra’, una orangután del zoológico de Buenos Aires.

El fallo constituye un hito que puede abrir el camino a más demandas, dijo la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (Afada), que argumentó que el simio tiene funciones cognitivas suficientes como para no
ser tratado como un objeto.

La corte estuvo de acuerdo en que ‘Sandra’, que nació en cautiverio en Alemania antes de ser trasladada a Argentina hace dos décadas, merece derechos humanos básicos como un “sujeto no humano”.

“Abre un camino, no sólo para los grandes simios, sino también para el resto de aquellos seres sintientes que se encuentran injusta y arbitrariamente privados de libertad en zoos, circos, parques acuáticos y centros de experimentación”, dijo al diario La Nación el abogado de Afada, Paul Buompadre.

El zoológico de Buenos Aires tiene 10 días hábiles para apelar.

El jefe de biología del zoológico, Adrian Sestelo, dijo al diario La Nación que los orangutanes son por naturaleza calmados y solitarios, y que solo se reúnen para aparearse o cuidar de las crías.

“Desconocer la biología de la especie, alegando injustificadamente maltratos, estrés o depresión del animal, es incurrir en uno de los errores más comunes de los seres humanos, que es humanizar cualquier conducta animal”, dijo Sestelo al periódico.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.