18.MAY Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Spider-Man Homecoming: ¿Una película sacada del cómic? [RESEÑA CON SPOILERS]

Un adolescente Peter Parker causa furor en las salas de cine nacionales.

Esta es la tercera versión realizada sobre Spider Man. (Marvel)
Esta es la tercera versión realizada sobre Spider Man. (Marvel)

Spider-Man: Homecoming se ha estrenado por todo lo alto. Con más de 250 millones de dólares en taquilla, la nueva cinta de Marvel tiene en su haber críticas positivas a nivel mundial, ya que en su mayoría la califican como la mejor adaptación del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko.

Es una película simpática que no repite fórmulas conocidas de sus anteriores dos versiones. Posee un drama adolescente muy bien empleado que hacen que la página IMDb le otorgue un puntaje de 7,3 sobre 10.

Si bien en un comienzo las críticas internacionales apuntaban que con la aparición de Tony Stark (Robert Downey Jr.) en la película, este se llevaría todo el protagonismo, al final no fue así. Supo cuándo aparecer. Dónde aparecer. Su presencia fue la guía necesaria que muchas veces los jóvenes requieren para poder hacer las cosas bien.

Mas que ser un aliado de Spider-Man, su papel en la cinta refleja la imagen de un padre que se adapta a los cambios e inquietudes de todo adolescente.

Tom Holland encarna al carismático Peter Parker. (Marvel)

En el día de su estreno, la película arrasó con la taquilla nacional, registrándose un total de 104 mil espectadores, muy por encima de lo acumulado en Mi Villano Favorito 3 y en Guardianes de la Bahía. Según la crítica, ello se debería a la identificación de los fanáticos de 15 años con el personaje, ya que ahora saben que su ídolo de los cómics tiene la misma edad que ellos.

No obstante, Kirsten Dunst, quien reencarnó a la novia del hombre araña en el 2002, señaló a la revista Marrie Claire que solo “están ordeñando la vaca por dinero”. Eso en relación a que en esta nueva versión del ‘arácnido’, se cambió el clásico esquema de personajes que conocíamos.

Se apuesta por la innovación y nuevas personalidades, como por ejemplo la tía May: una tía ‘moderna’, carismática y muy social.

El amigo de siempre esta vez se llama Ned: un joven divertido y muy hablador. La chica que le roba suspiros a Peter también dice presente en esta entrega, pero totalmente distinta y con otro nombre: Elizabeth. Cómo olvidar también la aparición de un nuevo enemigo al acecho: el ‘Buitre’, que con su historia nos demuestra el sentir de muchas personas frente a los llamados ‘poderosos’ del mundo.

Jon Watts, director de Spider-Man: Homecoming, sabía que la valla la tenía muy alta, sin embargo, apostó por su creatividad, y le funcionó. Ya no se trataba de ir al cine e imaginar cómo esta vez asesinarían al ‘tío Ben’, no. Desde un comienzo la trama gira en el adolescente Peter Parker (Tom Holland) que ya tiene conocimiento de sus poderes, de su responsabilidad, pero que aún no es del todo maduro.

Fiel reflejo a ello es la conexión que dan entre el personaje ‘arácnido’ y los Vengadores en la recordada batalla campal de la cinta Civil War, donde aquella vez, Peter se toma con total ligereza su papel de lucha.

Una grata sorpresa para los críticos del cine fue la aparición del nuevo traje del hombre araña. El ’toque’ brindado por Tony Stark y su tecnología fue muy bien empleado en la trama para la realización de la vestimenta. Algo novedoso, llamativo y divertido, consideran. Sobre todo en una escena donde, sin saber cómo usar el traje correctamente, Spider-Man se ve envuelto en un serio problema.

Si bien en los cómics se apreció cómo la ‘tía May’ descubría que Peter era el hombre araña, nunca se había demostrado tal escena en una versión cinematográfica. El hecho que Marvel decida ahora plasmarlo en la pantalla grande y en la primera película del superhéroe, no ha sido del agrado de los críticos, ya que consideran que se pudo explotar de una manera más llamativa. Sin embargo, se aplaude la osadía.

Últimamente, las películas de Marvel están apostando por mostrar contenidos después de los créditos de una cinta. Spider-Man: Homecoming no es la excepción. Ello, a la crítica, no termina por convencer del todo, aunque sí aceptan que la acción conlleva a que los fanáticos mantengan el entusiasmo y la intriga intacta.

Acción, comedia, un poco de drama, aparición de personajes ‘nuevos’ y toda la esencia de Marvel… ¿Qué difícil mantener ese balance, no? Pero no imposible para Jon Watts y su equipo de producción. La cinta pudo enlazar esas características casi de forma natural.

Una película dirigida tanto a fanáticos que lo han visto todo (desde cómics, dibujos animados, anteriores entregas) como también a nuevos espectadores que desean sumergirse a un mundo lleno de aventuras.

Te puede interesar


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.