24.MAY Jueves, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Juan José García: La Sunat por buen camino [Opinión]

“Es importante que el equipo de nuestra institución tributaria siga enfocándose en mejorar los servicios…”.

¿Ya revisó su buzón electrónico con la Sunat? Si aún no lo hace, hágalo. Usted puede ser una de las 53 mil personas notificadas para regularizar desbalances patrimoniales, los cuales en total ascienden a S/6,500 millones a nivel nacional.

De ser ese el caso, no se preocupe. Se podrá acoger al régimen sustitutorio del Impuesto a la Renta (IR), el cual le permitirá pagar 10% –en lugar de 30%– por las rentas omitidas y 7% en casos de repatriación de capitales.

Esta medida evidencia el compromiso existente por parte del gobierno para darle una nueva cara a la Sunat, priorizando la simplificación tributaria a favor de los contribuyentes.

En este contexto, cabe resaltar que la nueva gestión de la institución solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) aplicar la Herramienta de Diagnóstico de Administraciones Tributarias o Tadat, por sus siglas en inglés, para evaluar de manera objetiva el desempeño de la superintendencia. Los resultados fueron positivos.

La evaluación destaca: (i) la capacidad de planificación de la institución, (ii) las facilidades existentes para declarar y pagar los tributos vía Internet, (iii) la realización periódica de auditorías internas, y (iv) la publicación oportuna de planes estratégicos y operativos. No obstante, aún existen aspectos por mejorar.

Por ejemplo, si bien el tiempo promedio que le toma a la institución resolver dudas o registrar quejas vía llamadas telefónicas toma en promedio solo seis minutos (Tadat), el 89% de los reclamos administrativos son resueltos mucho después de los tres primeros meses, plazo que el FMI define como apropiado para resolver disputas.

Es necesario reconocer que la Sunat, hasta el momento, va por buen camino. Sin embargo, es importante que el equipo de nuestra institución tributaria siga enfocándose en mejorar los servicios que afectan directamente a los usuarios finales, los cuales, por su mala calidad, generan resistencia a la formalidad.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.