23.FEB Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Bloqueadores en penales: Consorcio Prisontec obtuvo la buena pro

Proinversión informó que el postor seleccionado ofertó un 55.11% como descuento a las tarifas máximas del proyecto para la telefonía pública.

Consorcio Prisontec obtuvo la buena pro para proyecto de bloqueadores de celulares. (Andina)
Consorcio Prisontec obtuvo la buena pro para proyecto de bloqueadores de celulares. (Andina)

Proinversión informó que el Consorcio Prisontec, integrado por las empresas Global Circuit Perú, Global Circuit y Teleservicios Populares, ganó la buena pro del proyecto de instalación de los bloqueadores de celulares y Wi-Fi en las cárceles del país.

Luego de evaluar las propuestas técnicas (sobres Nº 2) de los postores que presentaron ofertas el 19 de junio, el Comité Pro Desarrollo determinó que todos cumplieron los requisitos exigidos en las bases del concurso.

En ese sentido, se procedió a abrir los sobres Nº 3 (propuestas económicas) y concluyó que la oferta económica del Consorcio Prisontec es la más favorable, procediendo a la adjudicación del proyecto.

El postor elegido ofertó un descuento de 55.11% a las Tarifas Máximas del Proyecto para la telefonía pública, lo que favorecerá a la población usuaria del servicio de telefonía pública de los Establecimientos Penitenciarios.

Por su parte, el Consorcio M. (Mass) Communications – Tikal Networks propuso un descuento de 51.80%.

La ejecución del proyecto permitirá instalar sistemas de bloqueo y/o inhibición de señales radioeléctricas de los servicios de telefonía móvil y Wi-Fi en 33 establecimientos penitenciarios del país que agrupan poco más del 90% de la población penitenciaria, lo que ayudará a reducir sustancialmente el crimen organizado desde las prisiones (extorsiones, robos, tráfico ilícito de drogas, etc.).

El proyecto, también contempla la instalación de teléfonos públicos en dichos establecimientos penitenciarios, garantizando la seguridad de las comunicaciones que realicen los internos. En ese sentido, el proyecto es auto-sostenible (la inversión se recuperará mediante el cobro de las tarifas del servicio de telefonía pública), por lo que no se contempla un cofinanciamiento del Estado.

El Contrato de Prestación de Servicios tendrá una vigencia de 25 años. En este plazo el adjudicatario deberá implementar todos los cambios tecnológicos necesarios para bloquear los nuevos servicios móviles que entren al mercado.

DATO

- El proyecto cuenta con el respaldo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), y requeriría una inversión aproximada de US$4.1 millones (sin IGV).


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.