03.MAR Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Usain Bolt es un ‘rayo’ durante las noches de Londres

Velocista se paseó el jueves por varias discotecas de la capital británica. Preparó cocteles y se tomó fotos con varios asistentes.

Usain Bolt salió de discotecas con varias mujeres. (Wenn.com)
Usain Bolt salió de discotecas con varias mujeres. (Wenn.com)

Usain Bolt no solo es el rey de la velocidad en las pistas de atletismo, sino también es un ‘rayo’ durante las noches. Así quedó demostrado en Londres (Reino Unido), donde el último jueves inició una ‘rutina’ por diversos bares y discotecas para terminar luego en el consultorio de un dentista.

Todo comenzó a las 10 p.m. del jueves, cuando Bolt fue a comer hamburguesas a un local llamado Fitzrovia. De allí se trasladó al bar The Social, donde estuvo bailando y charlando con la gente que había llegado a ese lugar. Un testigo reveló que el jamaiquino salió de ese lugar con una mujer desconocida alrededor de la medianoche antes de dirigirse al Mahiki, discoteca frecuentada por gente famosa.

Bolt fue el alma de la fiesta, pues se tomó ‘selfies’ con los empleados y los clientes. Incluso, se puso detrás de la barra para hacer cocteles. “Fue increíble. Sin duda uno de los mejores chicos que ha venido a este bar. Tenía una mesa, pero no dudó en involucrarse con todo el mundo, bailando y preparando tragos. Nos encantaría tenerlo de nuevo por aquí”, dijo el gerente de Mahiki, Georgi Radev.

La noche no había terminado para el velocista de 27 años, pues a las 3 a.m. del viernes —en compañía de dos mujeres— se dirigió al club Raffles (que cierra a las 5 a.m.), en la célebre calle Kings Road, centro nocturno muy popular entre los jugadores del Chelsea. Allí volvió a tomar el control de la fiesta, hizo su célebre pose de arquero y posó para todos los fotógrafos que se encontraban en el lugar, según detalla el Daily Mail.

Ya sobre las 8 a.m., testigos vieron a Bolt caminando por la estación de metro Clapham South, acompañado de otra mujer desconocida. Dos horas después, con la misma ropa con la que se fue de parranda, Bolt acudió al consultorio de un dentista en Clapham High Street, donde fue visto por Chris York, editor del Huffington Post UK, con quien posó para unas fotos. No queda claro cómo y por qué Bolt terminó allí. Lo cierto es que esa noche jamás la olvidará.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.