16.ABR Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Desde diciembre se podrá viajar de Lima a Pisco en solo 3 horas

Nuevo trazo evitará el paso por las ciudades y reducirá en más de una hora el tiempo de viaje. Ministro de Transportes anunció que la obra será abierta al público el 19 de diciembre.

VÍA RÁPIDA. Nuevo trazo de la Panamericana Sur hará el tránsito más ágil al evitar el paso por Chincha. (Anthony Niño de Guzmán)
VÍA RÁPIDA. Nuevo trazo de la Panamericana Sur hará el tránsito más ágil al evitar el paso por Chincha. (Anthony Niño de Guzmán)
Mariella Sausa

Mariella Sausa

El proyecto estuvo en la mesa desde el año 2005 y en diciembre de este año al fin se hará realidad. Se trata del nuevo trazo de la carretera Panamericana Sur, entre Chincha y San Clemente, que ha sido largamente esperado por los peruanos, pues ahorrará el tiempo de viaje hacia al sur del país y permitirá llegar desde Lima a Pisco en tan solo 3 horas.

El actual trazado de la Panamericana Sur pasa por la ciudad de Chincha y todos los vehículos que quieren ir al sur –que en días normales llegan a 5,000– deben recorrer obligatoriamente este tramo. Solo el recorrido Chincha-Pisco toma, al menos, una hora, pero en horas punta o fines de semana largos, la espera puede llegar hasta dos horas. Sin embargo, con el nuevo trazo este viaje solo tomará 25 minutos.

La autopista –que es ejecutada por la empresa Coviperú– ya está avanzada en más del 90%. El ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, anunció que se superaron las trabas que existían por los predios que no habían sido expropiados y la laguna de oxidación que estaba en medio del nuevo trazo. “Nos hemos puesto dos metas: a fines de este año concluiremos la autopista hasta el desvío a Pisco y a fines de 2017 tenemos que terminar toda la concesión hasta Ica. Se tiene previsto entregar la obra el 19 de diciembre”, dijo.

Vizcarra indicó que la vía terminada, además del ahorro en el tiempo de viaje, traerá ahorro en los costos de operación a los vehículos, incrementará el valor de los terrenos de la zona y permitirá el desarrollo turístico de nuevas playas. Asimismo, permitirá el desarrollo de un par portuario entre Pisco y el Callao.

Los trabajos en los tramos que estaban afectados ahora se ejecutan sin inconvenientes. Perú21 hizo un recorrido esta semana por el lugar y comprobó que las viviendas que estaban en Tambo de Mora ya han sido derrumbadas y se construye la calzada. Asimismo, la laguna de oxidación que atravesaba la vía ahora está casi seca y solo falta terminar la última parte de la carretera en la zona de La Joya.

Desde que se firmó el contrato para la ejecución del proyecto, en el año 2005, la obra ha sufrido una serie de retrasos. Según el convenio original, la segunda etapa de la Red Vial N°6 debería estar lista recién en el año 2020. Sin embargo, ante la necesidad de los conductores por la intensa carga que soporta la vía, se firmaron diversas adendas con la compañía y se redujo el plazo de entrega de la obra al 2016.

Ica será beneficiada


El gobernador regional de Ica, Fernando Cillóniz, saludó la inmediata atención que recibió la obra por parte del Ejecutivo. “El destrabe se ha hecho en tiempo récord. Se ha perdido un año inútilmente y eso es penoso, pues no es la única obra que está trabada por una falta de liderazgo. Chincha ha sido un embudo de varios años que ha desincentivado el tránsito de mercaderías y de personas, y eso nos ha costado millones en tiempo, dinero, accidentes e inseguridad”, manifestó.

Cillóniz refirió que ahora aspiran a que se culmine la vía hasta Ica y que en el 2017 se inicie la construcción de la autopista entre Ica y Quilca (Arequipa), para que la región esté atravesada por una carretera costera de doble calzada, que dinamice el turismo, la agroindustria y el comercio.

Agregó que el nuevo trazo de la carretera Panamericana Sur facilitará los arribos al puerto y al aeropuerto de Pisco y hará el flujo turístico más intenso. “La sensación de agilidad, transitabilidad y competitividad va a animar mucho a la gente a invertir más en Ica y eso beneficiará a la región. De hecho, ya están apareciendo las primeras negociaciones entre aerolíneas comerciales y los operadores del aeropuerto de Pisco, pero todo está encarrilado a que se termine la autopista”, puntualizó.

Chincha reclama


Pero no todos los iqueños están contentos con la obra. Los pobladores de Chincha reclaman que el proyecto solo contempla un acceso a la provincia: el intercambio de La Perla, el cual ya se encuentra en uso y está congestionado. “Con la obra, el tránsito al sur se beneficiará, pero la carretera pasará por fuera de la ciudad de manera rápida, dejando a Chincha técnicamente aislada”, sostuvo el alcalde provincial, César Carranza Falla.

La autoridad sostuvo que Chincha ha construido una vía doble con cuatro carriles con dirección al nuevo trazo de la Panamericana Sur, la cual está casi lista y podría unirse a la nueva vía a través de una rampa, pero la concesionaria ha negado esa posibilidad.

“Empero, es necesario, pues ahora mismo ya los pobladores están usando pasos informales, aumentando el riesgo de accidentes. En Chincha somos 200,000 personas y albergamos 17 mil comercios formales. La magnitud y volumen de operación que llega a la Panamericana para su transporte de mercaderías es muy alto. Con el nuevo trazo de la Panamericana, el intercambio de productos y mercancías hacia Chincha se va a encarecer. Por eso necesitamos un intercambio o acceso adicional”, detalló.

Ante la preocupación del burgomaestre, el ministro Vizcarra sostuvo que mientras se ejecuta la concesión no se pueden hacer modificaciones al expediente técnico, pero una vez que la obra se entregue se puede analizar la necesidad de una vía de acceso adicional. “El pedido (para construir una rampa) es viable, pero las obras complementarias se realizarán previa evaluación y si se justifica la necesidad de hacerlo”, aseveró.


Trabas en vía Pisco-Ica


El tramo entre Pisco e Ica, que forma parte de la tercera etapa de la Red Vial N°6, también se está avanzando, pero ahí todavía hay muchas trabas. El ministro de Transportes, Martín Vizcarra, señaló que falta liberar predios y aún no hay acuerdos con los propietarios, pero se ha planteado intensificar el trabajo de saneamiento físico-legal para entregar a la concesionaria los terrenos saneados en el primer trimestre del próximo año.

“Es un trabajo tedioso porque hay muchos propietarios, pero el ministerio lo ejecutará con el apoyo de los gobiernos locales, para que nos ayuden a sensibilizar a la población sobre la necesidad de que se ejecute la obra”, dijo.

Vizcarra indicó que también se está trabajando en la concesión de la vía de Ica a Quilca (Arequipa) y se espera que esta se pueda dar en el primer semestre del 2017.

“Estamos trabajando para cumplir el compromiso de que la carretera esté concluida al año 2021, desde la frontera Santa Rosa (Tacna) hasta la frontera en Aguas Verdes (Ecuador)”, manifestó.

El ministro sostuvo que otro proyecto que se está priorizando es el tramo 4 de la carretera Longitudinal de la Sierra, que atravesará 12 regiones del país y ya se encuentra en Proinversión para su próxima concesión.

“El compromiso del Ministerio de Transportes es que la red nacional, que tiene alrededor de 27,000 kilómetros, debe estar pavimentada al 100% en 2021”, aseveró.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.