18.JUL Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Magdalena vs. San Isidro: La bronca de los (casi) 100 años

Guía práctica para entender el conflicto entre dos distritos que hasta el momento nadie puede, ni se atreve, a resolver.

Policía realiza tiros al aire en enfrentamiento de serenos de las municipalidades de San Isidro y Magdalena del Mar (Trome)
Policía realiza tiros al aire en enfrentamiento de serenos de las municipalidades de San Isidro y Magdalena del Mar (Trome)

El 1 julio de este año, ocho días después de que el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, anunciara que pedirá al Congreso de la República que apruebe una norma que faculte a los serenos el uso de armas no letales, los agentes municipales de San Isidro y Magdalena del Mar se enfrascaron en una pelea en la que volaron más piedras que en los exteriores del estadio Monumental cuando pierde o gana la ‘U’.

El escenario de la batalla campal fue El Parque de la Pera del Amor, que tanto la Municipalidad de Magdalena como la de San Isidro consignan como suyo en sus respectivas páginas web pues es una especie de lago Titicaca: la mitad para ti, la mitad para mi.

[San Isidro y Magdalena convirtieron parque La Pera del Amor en campo de batalla]

Esto fue lo que quienes pasaban por ahí vieron:



EL PROBLEMA HOY

Todo empezó cuando serenos de San Isidro trataron de impedir que se realice un concierto por el aniversario de Magdalena. No, no fue porque no les gustaba la idea de tener a Jean Pierre Magnet tocando en un escenario, sino porque las autoridades de San Isidro consideran que Magdalena necesita su permiso para hacer un evento ahí.

Manuel Velarde, el alcalde de San Isidro, denunció la presencia de 200 matones que, entre bates, machetes y piedras, también portaban armas. Según dice, dispararon contra sus serenos. Por su parte, Francis Allison, su par de Magdalena, lo calificó de violentista, prepotente y alocado. De hecho, también denunció que hubo disparos contra su gente.

Las posiciones en este momento de la historia son así: Velarde dice que no hay problema de límites y que ese argumento se quiere usar para promover proyectos inmobiliarios con permisos ilegales, Allison afirma que esto es venganza por el retiro de un panel (que ocurrió el día anterior y donde también hubo golpes).

[San Isidro y Magdalena se enfrentaron por panel publicitario (Videos)]

Pero la verdad es que el problema tiene raíces profundas. De hecho, son raíces que tienen 84 años de existencia.

LO PASADO NO HA PASADO

Quienes estén familiarizados con las riñas entre estos dos distritos sabrán que situaciones como esta vienen ocurriendo hace mucho tiempo atrás. Y es que el problema entre San Isidro y Magdalena nace de un tema en particular: la falta de precisión al momento de determinar los límites territoriales.

Y esto no es algo que empezó con estos dos alcaldes, sino cuando San Isidro se trazó como distrito en 1931, hace 84 años atrás. De hecho, en un principio se hablaba de 42 cuadras en disputa entre los dos distritos. El Comercio consiguió el mapa fundacional de Magdalena del Mar y podemos ver cómo, según este distrito, sus límites bordean la zona de El Golf:


Pero actualmente hay consenso en que la zona disputada se ha reducido: ahora abarca las avenidas Salaverry, Pershing, Juan de Aliaga y Del Ejército


El Comercio también ha elaborado una cronología de eventos que empieza un lejano 3 de febrero del 2002, cuando un grupo de vecinos de Magdalena protestaron pidiendo no pertenecer a San Isidro pues eso incrementaría sus tributos municipales.

Ese fue solo inicio de una serie de desencuentros entre distintos alcaldes de ambas partes que volteaban los ojos a todas las autoridades pertinentes pidiendo ayuda. En su momento, se soicitó que intervengan Luis Castañeda, como alcalde de Lima en su primera gestión y segunda gestión, la Corte Superior de Justicia de Lima, el Concejo Municipal Metropolitano, el Instituto Metropolitano de Planificación e incluso el Tribunal Constitucional.

¿Cuáles de todas esas autoridades pudieron hacer algo al respecto? Ninguna.

Mientras tanto, se empieza a dibujar una constante en la historia entre estos dos distritos: gente golpeada:

  • 2004: Luego de un enfrentamiento a pedradas entre serenos por colocar un busto en el parque Pantigoso, 23 personas acabaron heridas.
  • 2009: Puñetes y patadas por una obra en la cuadra 24 de Javier Prado Oeste.
  • 2013: Vecinos de Magdalena y serenos de San Isidro se enfrentan de madrugada por un cartel en la cuadra 11 de la avenida Del Ejército.
  • 2013. (Octubre) Una turba de 35 personas, portando machetes y armas de fuego, atentó contra carteles.

Pero no, la constante no es que a los vecinos de ambos distritos no les gusten los carteles ni los bustos. Lo que pasa es que ninguna autoridad por encima de estos dos municipios se atreve a resolver el problema en beneficio de uno u otro.

Y aquí estamos viendo solo la historia de dos distritos, pues como remarca este informe de Carlos Contreras Chipana para La República, el problema de San Isidro y Magdalena es solo uno de los cinco conflictos más urgentes por resolver. Ojo, “más urgentes”. ¿Cuántos otros casos de problemas de límites conoces tú?

Diego Pereira
diego.pereira@peru21.com
@algunpereira


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.