25.FEB Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Opositores a Conga atemorizan a niños con disparos al aire

Autoridades de Celendín y Hualgayoc solicitaron apoyo para el desalojo del piquete de manifestantes asentado desde el pasado 8 de octubre en las lagunas cercanas al proyecto minero.

(USI/Referencial)
(USI/Referencial)

Una delegación de representantes de las provincias de Celendín y Hualgayoc, zonas de influencia del proyecto minero Conga, llegó el miércoles a Cajamarca para solicitar al gobierno regional que desaloje a los radicales antimineros asentados desde el pasado 8 de octubre en el caserío de Namococha, tras denunciar que estos atemorizan a los niños de la zona con disparos durante el día y la noche.

“Algunos niños no quieren ir a la escuela porque sienten miedo. Son unas 100 personas que protestan contra el proyecto Conga, y se han instalado hace una semana en la comunidad de Namococha, cerca a la laguna”, dijo Joel Llamoctanta Tocas, teniente gobernador del mencionado caserío.

Agregó que se trata de gente de Bambamarca y de la comunidad de El Tambo que se opone al proyecto minero. “Ellos tienen derecho a reclamar, pero no pueden ocupar la propiedad ajena. No han pedido permiso y se han metido a los terrenos haciendo disparos”, denunció la autoridad.

Asimismo, señaló que algunos pobladores no pueden realizar sus actividades agrícolas debido a que sienten temor de ser alcanzados por una bala perdida. “Como autoridad hemos mandado una carta a los dirigentes de Bambamarca para que se retiren de nuestra comunidad pero no nos hacen caso, por eso hemos venido a Cajamarca a hacer la denuncia ante las autoridades y los medios de comunicación”, enfatizó.

Por su parte, Pedro Chaupe Alvarado, presidente de la Junta Administradora de Agua Potable y Saneamiento (JAAS) del caserío Uñigán Lirio del distrito de Sorochuco (Celendín), manifestó que su comunidad se ha visto afectada con la paralización del proyecto minero, debido a que la empresa Yanacocha tenía listo el expediente técnico para la ejecución del proyecto de agua potable que iba a beneficiar a unas 120 familias.

“Por la oposición del presidente regional y dirigentes de Bambamarca se han paralizado los proyectos que tenía la empresa en las comunidades (…) Las 32 comunidades de Sorocucho apostamos por un futuro mejor, por el desarrollo de nuestras comunidades, por mejor educación para nuestros hijos, mejor salud”, indicó.

Chaupe Alvarado hizo un llamado al presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, a financiar el mencionado proyecto de agua potable, tras cuestionar que “solo en elecciones nos visitan las autoridades municipales y regionales, y después de olvidan de las comunidades”.

A su turno, Felipe Palma López, presidente de las rondas campesinas de Quengorio Alto, dijo que intereses políticos han divido a los campesinos luego que estos fueran condicionados por los radicales a que participen de las protestas, de lo contrario los multan con S/.50 o les cortan los servicios de agua y luz.

“Mucha gente siente temor y yo les digo que no tengan miedo, que no se dejen influenciar por esa gente que solo busca intereses políticos con su caballito de batalla: la defensa del agua”, expresó.

“Los niños cuando ven a esa gente radical sienten temor a un enfrentamiento. Pero las comunidades no queremos pelear, queremos paz, tranquilidad y que los problemas los resolvamos a través del dialogo”, sentenció.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.