19.MAY Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Mauricio Diez Canseco estaría implicado en millonaria defraudación tributaria

Tres supuestos proveedores afirmaron que entregaron 33 mil facturas en blanco a Rústica para, al parecer, pagar menos impuestos a la Sunat.

Silencio de candidato. El empresario ha evitado responder a las graves imputaciones. (Perú21)
Silencio de candidato. El empresario ha evitado responder a las graves imputaciones. (Perú21)

Los testimonios de tres personas, dos de las cuales figuran como proveedores principales de la cadena de restaurantes Rústica, podrían complicar la situación de Mauricio Diez Canseco, fundador y directivo de esta organización empresarial, quien pretende ser candidato presidencial en las elecciones generales del 2016.

Se trata de María Carrasco, su hija Elvira Núñez y Cristian Ruiz, amigo de esta última, quienes sostienen que vendieron 33 mil facturas en blanco a Rústica – durante el 2011 y el 2012 –, al parecer para que esta corporación pagara menos impuestos o incluso ocultara alguna presunta actividad de lavado de activos.

“No le he vendido nada (a la referida compañía ni a Mauricio Diez Canseco). Ni lo conozco”, dijo Carrasco, de 84 años, al programa Cuarto poder.

A su nombre se emitieron facturas sin llenar que Rústica habría utilizado para, supuestamente, justificar el desembolso de S/.62 millones en sus registros contables.

En apariencia, la octogenaria le había vendido a la empresa de Mauricio Diez Canseco abarrotes, insumos, licores, harina, masa para pizza.

EMPRESA FANTASMA
Pero fue la hija de Carrasco, Elvira Núñez, la persona que llegó a ese acuerdo con su amigo Juan Condeso, contador de Rústica, según la propia versión de ella. “Empieza cuando él (Condeso) me propone que haga una empresa. Ya no a mi nombre, porque tenía una deuda con Sunat. Y entonces me dice, podría ser tu mamá”, afirmó Núñez.

Añadió que el contador de Rústica le entregaba entre S/.5 mil y S/.7 mil mensuales por las facturas en blanco.

“Son dos años, 30 mil facturas. Entonces es irreal, está fuera de la realidad”, indicó.

Cuando la Sunat empezó a requerir a su madre por defraudación tributaria, Núñez gestionó una reunión con Mauricio Diez Canseco.

El empresario la recibió a ella y al contador en su anterior domicilio, en el Golf de San Isidro, y le prometió “arreglar” el caso en la Sunat, pero eso no sucedió.

SABÍA QUE

  • Cristian Ruiz, el otro aparente proveedor de Rústica ante la Sunat, también negó haber efectuado venta alguna a la compañía que fundó Mauricio Diez Canseco.
  • Dijo que emitió 3 mil facturas en blanco a cambio de dinero. “Soy amigo de Elvira Núñez y acepté crear una empresa (ficticia) para estas personas”, expresó.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.