17.JUL Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Como si estuvieran deshojando margaritas, los legisladores suspendidos por las graves faltas que cometieron deciden cuándo ir al Congreso para seguir cobrando sus sueldos y cuándo se aplica el castigo con el que los sancionaron.

Fritz Du Bois,La opinión del director
director@peru21.com

Es como si un presidiario decidiera cumplir su condena un mes sí, pero el otro no, diluyendo de esa manera la molestia de estar encarcelado.

Igual ocurre con nuestros suspendidos parlamentarios al haber interpretado la Mesa Directiva que la sanción se aplica solo en los periodos legislativos, cuando el Pleno está sesionando. De esa forma, lo que están haciendo en la práctica es permitirles cobrar, cada cierto tiempo, gastos operativos y salarios. Con lo cual también logran que se reduzca el impacto negativo de la suspensión en sus ingresos.

A lo que habría que sumarle la denuncia sobre las innumerables papeletas de tránsito que los legisladores no están cancelando.

Por lo tanto, estamos nuevamente frente a un nuevo periodo de abuso por parte de congresistas, contando para ello con la abierta complicidad del presidente del Parlamento. Luego, los legisladores les echan la culpa a los medios por el masivo rechazo que reciben de los ciudadanos.

Por otro lado, es tremendamente perjudicial para el desarrollo democrático el tener tan desprestigiado al que fue, en algún momento, el primer poder del Estado.

Así que harían bien los líderes de todas las bancadas en acordar dejar de lado, en forma permanente, el permitir que parlamentarios incumplan la ley como si fueran privilegiados. Asimismo, deberían cesar en el acto los intentos de apañar a los legisladores que han pecado y que, por lo tanto, han sido correctamente sancionados.

En realidad, pocas veces el Congreso ha estado tan desaprobado por el electorado. Así que tienen que empezar a actuar con más seriedad si quieren recuperar algo de credibilidad y, lo más importante, la confianza que han perdido de los peruanos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.