27.FEB Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Tercer cumpleaños. Momento solemne en que se descubren los regalos. En el suelo, rodeado de paquetes abiertos, juguetes y papeles desgarrados.

Roberto Lerner,Espacio de crianza
http://espaciodecrianza.educared.pe

Tercer cumpleaños. Momento solemne en que se descubren los regalos. En el suelo, rodeado de paquetes abiertos, juguetes y papeles desgarrados. Escena paleolítica: un miembro del grupo con la presa recién cazada, desgarrado entre la satisfacción anticipada de su hambre y la violenta decisión de no dejar que nadie se acerque a ella. Los demás observan con miradas inequívocas, a la espera de cualquier descuido y enloquecidos por la envidia.

Los padres dirigen su atención a la escena. Pesado silencio. El agasajado no deja que ninguno de sus pares se acerque, desplegando actitudes inamistosas. El dueño de casa comienza a sentirse inquieto y ansioso. Están pensando que en casa no enseñan valores, son egoístas.

Trata un pedido simple: “¿Por qué no les das alguno de tus juguetes?” Respuesta negativa. Intenta razonar: “Hoy tú das, cuando sea el cumpleaños de otro amiguito, te van a dar”. Nada que ver. Oferta de recompensa: sorpresa, otro regalo, golosina, a cambio de altruismo. Ningún efecto. Amenaza: “no vamos al club el domingo”. No cede. Desenlace: le quita algunos juguetes y los reparte.
Victoria pública pero derrota privada: imagen, expectativas de otros adultos, autoestima, autoridad, irrespeto por el mundo interno del niño y su evolución, la configuran.

¿Cómo enseñar a compartir si no se permite poseer? La experiencia de la propiedad es anterior a la de dar, y forzar a dar sin compartir resuelve un problema de imagen pública, pero no es una experiencia educacional.
Comentar acerca de lo lindo que es tener regalos y la dificultad de dejar que otros los agarren hubiera sido más adecuado, una victoria privada aunque derrota pública.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.