20.JUL Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

“Varias veces debí volver a empezar desde cero”

Gerardo Zela, fundador de la joyería diamante perú, se ha convertido en un referente para los enamorados limeños.

100 anillos de compromiso vende su  joyería al mes. (RAFAEL CORNEJO)
100 anillos de compromiso vende su joyería al mes. (RAFAEL CORNEJO)

José Carlos Reyes
jreyes@peru21.com

Desde niño, Gerardo Zela siempre estuvo rodeado de diamantes pues su padre, también llamado Gerardo, trabajaba en una joyería.

“Andaba con bolsitas llenas de piedritas, y yo pensaba que eran otro tipo de canicas, como las que yo tenía y jugaba”, recuerda Gerardo, quien ahora es uno de los principales expertos en diamantes del Perú.

En las vacaciones de sus últimos años de colegio, Gerardo iba a trabajar de ayudante en el establecimiento. Así, fue ingresando al mundo de los lujos y los brillantes. En 1976, con 18 años, fundó, junto a su padre, la joyería Gerardo, pensada como un negocio familiar.

Vio la necesidad de estudiar más sobre esas piedras preciosas. Por ello viajó a Estados Unidos y, después, en 1982, se graduó como el primer gemólogo peruano en el Gemological Institute of America (GIA).

UN NUEVO CAMINO
Tras su regreso a Lima y el fallecimiento de su padre, en 1989, tuvo discrepancias con su hermana –que también trabajaba en la joyería– y se retiró de la empresa para seguir su propio rumbo.

Abrió un pequeño negocio en Miraflores, pero la crisis económica y el terrorismo hicieron que sufriera uno de sus peores momentos.

“Mi joyería se ubicaba en Tarata y, tras el atentado, desapareció. No podía abrir otra pues la gente ya no quería andar con joyas. Había mucho miedo”, recuerda. En esos años estableció su escuela de joyeros para enseñar a distintas personas que buscaban, luego, tener su propio negocio. “Varias veces volví a empezar desde cero”, subraya.

LA CONSOLIDACIÓN
En 2003 fundó Diamante Perú, una empresa ya posicionada como un referente para los novios, a tal punto que aretes suyos fueron utilizados por la reina de belleza ‘Maju’ Mantilla en su boda.

“Al mes se venden cien anillos de compromiso. Pero, en febrero, por San Valentín, las ventas suben 50% pues los enamorados no quieren dejar pasar esta oportunidad”, anota un orgulloso Gerardo.

DATOS

- Productos. La joyería está especializada en sortijas, pero también ofrece aretes y dijes.

- Vienen más locales. Además de su local en Miraflores (Av. La Paz 343), planea abrir otros dos más en Lima Este y en Jesús María o Magdalena.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.