04.MAR Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Son toque fino

Pedro Rodríguez y Roberto Soldado guiaron a la ‘Furia Roja’ en su primer paso al título.

IMPARABLE. España mostró el nivel del que venia precedido. (Reuters)
IMPARABLE. España mostró el nivel del que venia precedido. (Reuters)

RECIFE.- La batalla entre el primer campeón mundial y el último lo ganó el fútbol de hoy. Donde todos marcan y corren, donde el egoismo no existe y el pase es el ADN. España bailó a Uruguay pero solo ganó 2-1 en el grupo B de la Copa Confederaciones. Demostró que es presente y futuro.

Con un delantero centro, dos mediapuntas y tres volantes en primera línea, el equipo del ‘Bigotón’ Del Bosque copó la cancha, el favoritismo de las tribunas y los flashes. Uruguay quiso poner fuerza pero siempre llegaba tarde al choque.

A los 5’, Roberto Soldado no llegó a un centro de Jordi Alba y a los 10’ el derechazo de Césc Fábregas se topó con el poste. Suárez y Cavani nunca tuvieron una pelota para encarar y el ‘Cebolla’ Rodríguez lloró al no encontrar su marca.

A los 19’ llegó la apertura del marcador, cuando Pedro se encontró un balón en el borde del área y su zapatazo tocó en Lugano antes de ir al fondo.

La única del campeón de la Copa América fue un tiro libre al que no llegó Cavani de cabeza. España no quiso pasar otro susto y , a los 31’, Fábregas encontró un espacio vacío para asistir a Roberto Soldado que disparó y venció a Muslera.

En el complemento, las tribunas esperaron más de la camiseta roja y esta no les falló. A los 55’, Iniesta casi se inventa un gol de otro planeta al pisar la pelota, girar y rematar de zurda. Uruguay descontó a los 87’ con la clase de Luis Suárez en un brillante tiro libre que decoró el resultado.
Dos campeones mundiales, separados por 80 años jugaron. Separados por el antes y el después. Ganó el después.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.