21.FEB Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Quienes, por estas tierras, se emocionan cuando las agencias de medición de riesgo ponderan al Perú, deben saber que dichas agencias –como toda persona bien informada suponía– no solo son poco creíbles, sino que además estarían (el condicional es una cortesía) directamente ligadas a la crisis financiera que estalló en el 2008.

Guillermo Giacosa,Opina.21
ggiacosa@peru21.com

Para que nadie dude de ello, finalmente el Gobierno de Estados Unidos confirmó que demandará a la agencia de medición de riesgo Standard and Poor’s (S&P) por la manera como calificó bonos hipotecarios antes de que estallara la ya mencionada crisis. En palabras del fiscal general estadounidense: “Su presunta conducta es indignante y está en el centro de la crisis financiera”. El Gobierno cree que hubo un fraude de más de US$5,000 millones.

Las acciones del propietario de S&P, la editorial y grupo de medios McGraw Hill, cayeron un 14% en Wall Street el último lunes tras el anuncio, mientras que las de la agencia Moody’s cayeron un 10%. La caída de Moody’s deja entrever que se trata de una operación que pone en duda el papel mismo que cumplen dichas agencias en el ‘casino’ de las finanzas internacionales. Esta medida en los Estados Unidos es la primera gran acción concreta contra una compañía financiera por las prácticas que terminaron produciendo la peor crisis desde 1930. Recordemos que la crisis de 2008 comenzó cuando estalló una burbuja en los precios de la vivienda de Estados Undidos. Esto impidió a la gente refinanciar sus hipotecas y se desencadenó una ola de incumplimientos y ejecuciones hipotecarias que dejaron a cientos de miles de familias literalmente en la calle.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.