23.JUL Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Hace tiempo que las comunidades campesinas dejaron de existir. En la práctica, las tierras comunales están totalmente parceladas, contraviniendo la esencia misma de su existencia. Las comunidades campesinas solo existen para hacer política, obtener dinero de empresas mineras o petroleras y beneficiar a sus dirigentes.

Fernando Cilloniz,Al.Mercado
fcilloniz@peru21.com

Y lo que es peor, el Estado gobierna y legisla como si existieran. El trabajo comunal no existe si no hay un pago de por medio, y la corrupción dirigencial impera en la mayoría de las comunidades campesinas. La pobreza rural tiene mucho que ver con todo esto. El abuso y la explotación de los dirigentes no tiene límites. He ahí la principal traba del desarrollo de la agricultura de la sierra. No se puede gobernar desde las oficinas de Lima. Muchos programas sociales del Gobierno solo generan mendicidad y oportunismo. Hay que ir al campo y vivir la experiencia del campesinado. Ya es hora de ponerle el cascabel al gato.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.