22.JUL Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El periódico The Guardian, tras una encuesta sobre las condiciones de vida de los colegiales, da a conocer que 600 maestros de las escuelas primarias de Gran Bretaña llevan cada mañana comida destinada a los niños que llegan a clases con el estómago vacío.

Guillermo Giacosa,Opina.21
ggiacosa@peru21.com

Sus padres, parados o trabajadores precarios, ya no reciben ayudas sociales. Gesto solidario y enaltecedor el de los maestros, pero incomprensible en la que fuera una sociedad próspera y, en su momento, el imperio más poderoso del planeta. Teniendo en cuenta, además, que la fortuna de las mil personas más ricas de esa nación aumentó un 4.7% el año pasado y el país cuenta actualmente con 77 multimillonarios.

Mientras tanto, en Francia, otro de los países europeos que parecían haber esquivado la crisis, el número de pobres –que era de 7’800,000 en 2008– ha crecido a 12 millones y el número de desocupados a 3’500,000, con un agregado: tener un empleo hoy en Francia no es suficiente para librarse de la pobreza. “El abismo que separa a los más ricos del resto llega a unas proporciones indignantes”. Las 500 personas más ricas crecieron un 25%. Los multimillonarios tienen el 10% del patrimonio total. Su fortuna global se cuadruplicó en 10 años. Su capital financiero se elevó en 3’400,000 millones de euros. Alemania –agrega The Guardian– “parece haber logrado retirarse a tiempo. Se ha convertido en la locomotora económica de Europa pero con las reglas impuestas por la Comisión Europea. No obstante, su ‘fórmula’ es un atentado contra los derechos de los trabajadores alemanes”, y si hay un milagro, este solo beneficia a los grandes grupos alemanes y a la alta sociedad. No existe un salario mínimo, bajaron las subvenciones a los parados de larga duración, y crearon ‘miniempleos’ de 400 euros al mes.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.