21.FEB Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

La producción algodonera está de capa caída. Los precios han retrocedido en el mercado internacional, y muchos países subsidian a sus productores.

Fernando Cillóniz,Al.Mercado
fcilloniz@peru21.com

La genética de nuestros algodones se ha deteriorado a través del tiempo, y ciertas plagas foráneas, como el gusano rosado, están causando daños a los algodonales. Sin embargo, el mayor problema que enfrenta el sector es su alto grado de informalidad y de corrupción. Si no ¿cómo explicar tanta permisividad de parte de la Sunat, la cual ni se inmuta ante personas que crean y desaparecen empresas comercializadoras de algodón, con el fin de apropiarse ilegalmente del IGV? ¿Cómo explicar el financiamiento del Estado a esos comerciantes, sin ninguna garantía realizable, más allá del propio algodón? El hecho es que este negocio está en manos de un puñado de informales que ni remotamente podrán financiar, y menos coadyuvar al desarrollo de una industria tan importante como la textil algodonera.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.