14.JUL Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía que nos advierte desde hace tiempo sobre los desvíos del actual sistema, señala, en su nuevo libro, que hace 20 años vienen aumentando las desigualdades y que estas resultan inaceptables y nefastas desde el punto de vista económico y social.

Guillermo Giacosa,Opina.21
ggiacosa@peru21.com

Habla “del fracaso de los mercados, del fracaso de los sistemas políticos que no corrigen los excesos de los mercados y de los injustos sistemas económicos y políticos”. El actual sistema multiplica y mantiene los fracasos y esto conduce a un agravamiento de las desigualdades. Lo que muchos ignoran es que las desigualdades cuestan muy caro, porque contribuyen directamente al “deterioro de la economía”. A esos desvíos Stiglitz les llama “subversión de la democracia”.

Se esfuerza en demostrar que la desigualdad provoca un círculo vicioso generando inestabilidad y cree que el actual sistema económico ha llegado a su fin.

Su afirmación parte de la situación de EE.UU., en donde –desde hace dos décadas– el poder adquisitivo de las clases medias ha venido disminuyendo. EE.UU. tiene “el problema del 1%”, una clase media presionada debido a que las desigualdades en los ingresos se han agravado y las ganancias de la recuperación “se le han esfumado”; “el 93% de los ingresos suplementarios creados en 2010 han sido acaparados por el 1% de la población de clase alta”. De modo que en los últimos treinta años EE.UU. se ha convertido en un país dividido: la clase alta progresó rápidamente y el país retrocedió. Los salarios bajos aumentaron en 30 años 15%, mientras que los del 1% del nivel superior aumentaron un 150%.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.